Provincia

Los artesanos de Valdelagrana piden el control de la venta ambulante ilegal

  • Los comerciantes del Mercadillo de Artesanía ven como descienden sus ventas

  • El representante de los vendedores considera necesaria una mayor presencia policial

Comentarios 2

Este no ha sido un buen verano para los comerciantes del Mercadillo de Artesanía de Valdelagrana. Por un lado, los artesanos han tenido que hacer frente a las atípicas temperaturas del mes de julio, que han provocado que las noches en el Paseo Marítimo fueran más tranquilas de lo normal. "Hemos perdido el mes entero", explica Darvesh Patel, presidente de la Asociación Cultural de Artesanos y Vendedores de Artesanía de Valdelagrana.

Patel es el propietario de uno de los puestos del mercadillo y asegura que la venta del mes de julio no ha dado ni para cubrir gastos.

El Mercadillo de Artesanía cambió su ubicación al Paseo Marítimo en 2016

Aunque el mayor problema al que se enfrentan los artesanos es al de la venta ambulante ilegal. Una problemática que vienen sufriendo desde hace ya muchos años y a la que, a día de hoy, no se le ha puesto solución. "Pasan los años y no hay una intervención por parte de la policía", comenta el presidente de los artesanos. Patel y sus compañeros pagan religiosamente sus licencias e impuestos, a la vez que luchan contra la competencia de vendedores ilegales que se sitúan justo en la acera de enfrente.

"No existe presencia policial en el paseo marítimo durante las noches de verano", destaca Darvesh Patel, quien ve necesario que haya un control policial en la zona durante el tramo comprendido entre las 21:00 horas y las 02:00 de la madrugada. Por lo menos a lo largo de los 60 días que el Mercadillo de Artesanía está presente en Valdelagrana. El empresario quiere dejar claro que entiende la necesidad de ganarse la vida que tienen estos vendedores ilegales, pero pide que se controle de alguna manera este problema que afecta a las ventas de los artesanos, ya que no ve diferencia entre los trabajadores que pagan sus impuestos y los que no.

Por ello, tanto Patel como el resto de los comerciantes esperan que para la temporada que viene se le haya dado algún tipo de solución a la situación. "Queremos que el año que viene los responsables tomen medidas para controlar esto, si no, nosotros no pagaremos las tasas", sentencia. Al hilo de este asunto el empresario cuenta que la situación de la venta ilegal es un hecho que no se permite en localidades vecinas, como es el caso de Conil o Chiclana, en las que a este tipo de vendedores se les requisa la mercancía.

La situación de desamparo en la que se encuentran los artesanos del Mercadillo de Valdelagrana ha provocado que las ventas bajen considerablemente a lo largo de este verano. Una situación que, según el presidente de los artesanos, afecta también al resto de comerciantes de la zona, y perjudica a la estética del Paseo Marítimo de Valdelagrana.

Los turistas y los portuenses deben sortear los productos que los vendedores ilegales colocan a lo largo de la acera, y que hacen incómodo pasear por esta zona de la playa. Darvesh Patel asegura que él solo es el portavoz de muchos compañeros que se encuentran en la misma situación y que ven que todo esto ha llegado a "un punto insoportable".

A pesar de ello, los vendedores del Mercadillo de Artesanía de Valdelagrana se muestran agradecidos al Ayuntamiento por el cambio de ubicación que se realizó en 2016. Anteriormente, los puestos del mercadillo se situaban en una de las bolsas de aparcamiento. Ahora se encuentran en pleno Paseo Marítimo, un lugar mucho más visible al público. Asimismo, los artesanos cambiaron sus bungalows por bonitos puestos inspirados en las antiguas casetas de playa de La Puntilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios