Tribunales

El fiscal pide 22 años de cárcel para el acusado de asesinar a su padre en Sanlúcar

  • La Fiscalía sostiene que el procesado acuchilló a la víctima "al menos" ocho veces con la intención de acabar con su vida y poder cobrar la herencia para hacer frente a sus deudas

El acusado a su llegada a los juzgados de Sanlúcar en 2017. El acusado a su llegada a los juzgados de Sanlúcar en 2017.

El acusado a su llegada a los juzgados de Sanlúcar en 2017. / Fito Carreto

La Fiscalía solicita 22 de años de prisión para el acusado de asesinar a su padre en Sanlúcar en noviembre de 2017. Según recogen las conclusiones provisionales del fiscal, el supuesto parricida, un joven de 18 años a la fecha de los hechos, apuñaló a su padre "al menos" en ocho ocasiones con un cuchillo de 13,5 centímetros con la intención de acabar con su vida y poder cobrar la herencia para hacer frente a sus deudas.

Los hechos que han dado lugar a este caso sucedieron el 13 de noviembre de 2017 en el domicilio familiar, sito en la calle Cruz del Monaguillo de Sanlúcar, donde residían la víctima, su esposa y sus tres hijos (uno de ellos, el encausado).

En su escrito de calificación, el fiscal sostiene que el acusado, pese a su edad y a que no realizaba actividad laboral alguna, mantenía un elevado nivel de gastos a los que no podía hacer frente, consecuencia de lo cual tenía múltiples deudas pendientes de abonar. Ante la necesidad imperiosa de obtener dinero, el encausado transmitió a una amiga y compañera del instituto su intención de acabar con la vida de su padre para poder así cobrar la herencia

Acuciado por las deudas, subraya la Fiscalía, el 13 de noviembre de 2017, sobre las 18:00 horas, el joven inició una fuerte discusión con su progenitor, quien se encontraba en ese instante solo en el interior de la vivienda. En un momento de la disputa, el procesado se dirigió a la cocina de la casa no sin antes ponerse unos guantes de látex para no dejar huellas, cogió un cuchillo de 13,5 centímetros de hoja y se dirigió hacia su padre por la espalda para poner fin a su vida. 

Según apunta la Fiscalía, el acusado asestó a su víctima "al menos" ocho puñaladas en la zona de la espalda, el cráneo, el cuello y el pecho. El padre falleció de un shock hipovolémico como consecuencia de las heridas sufridas.

Tras acabar con la vida de su progenitor, el hijo se cambió de ropa e introdujo en una bolsa de plástico de color gris la que se había manchado de sangre junto a las zapatillas, los guantes y el cuchillo empleado. Posteriormente, cuando se dirigía de camino a Comisaría a denunciar los hechos, arrojó dicha bolsa en un contenedor.

El encausado se encuentra en prisión provisional por esta causa desde el 16 de noviembre de 2017, tres días después del supuesto parricidio.

Además de la pena privativa de libertad, el Ministerio Público solicita que el procesado indemnice a su madre (esposa del fallecido) con la cantidad de 90.000 euros y con 20.000 a cada uno de sus hermanos.

Este joven sanluqueño acusado de asesinar a su padre será juzgado por un jurado, si bien aún no se ha concretado la fecha de su celebración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios