sector naval El plan estratégico de Navantia salva su escollo más duro en Puerto Real

  • La asamblea de militantes de CCOO aprueba el documento inicial y la propuesta de convenio por amplia mayoría

  • La plantilla deberá ratificarlo en asamblea este jueves con voto secreto de cada trabajador

Imagen de archivo de la plantilla de Navantia en Puerto Real Imagen de archivo de la plantilla de Navantia en Puerto Real

Imagen de archivo de la plantilla de Navantia en Puerto Real / Julio González

Comentarios 5

El futuro del plan estratégico que negocian en Madrid la dirección de Navantia y los representantes de los comités de empresa de todos los astilleros del país pasaba necesariamente por Puerto Real. Esto era así, y se plasmó en la última ronda de negociaciones celebradas la pasada semana, teniendo en cuenta que el comité puertorrealeño, con su presidente Antonio Noria a la cabeza, había expresado en reiteradas ocasiones que no firmarían ningún plan si no se mantenía la plantilla del astillero en los niveles del año 2016 (cuando eran más de 600, por los 450 que son hoy tras las prejubilaciones voluntarias a los 63 años) y si no se garantizaba carga de trabajo que diese estabilidad a la factoría.

Los últimos cambios introducidos en el documento que Navantia entregó en esa negociación a los sindicatos han acabado por convencer a los representantes de los trabajadores, que así lo trasladaron a sus afiliados. En el caso de CCOO en la factoría de Puerto Real, la posición de salida de sus dirigentes se atisbaba como la más dura de torcer. No obstante, se ha dado el visto bueno inicial.

De los 120 trabajadores de Navantia Puerto Real afiliados a Comisiones, hubo 13 votos en blanco y 9 en contra. El resto fueron votos a favor. Con estos mimbres, ahora tendrá la decisión final la asamblea de trabajadores, que se celebrará este jueves a primera hora de la mañana con la participación de toda la plantilla. La novedad esta vez es que la votación será secreta y no a mano alzada, como tradicionalmente se ha realizado.

Ayer también se celebraron asambleas del resto de secciones sindicales, como UGT y CAT. Sin embargo, no trascendió el resultado de sus decisiones en Puerto Real, aunque hay que recordar que tienen menos representación que CCOO.

Por el momento, y aunque Antonio Noria ha reclamado hasta el último momento que un astillero como el de Puerto Real no puede funcionar con menos de 600 trabajadores, la realidad es que la empresa ya ha dicho que saldrán los que durante los próximos tres ejercicios cumplan 61 años y que la entrada de nuevo personal será indefinida al 75%, y el otro 25% eventual.

Por otro lado, la carga de trabajo que poco a poco se ha ido confirmando para Puerto Real parece haber convencido igualmente a los afiliados de Comisiones en Puerto Real. Así, Navantia está trabajando para dar el sí a la contratación de los bloques para el crucero que ha solicitado el astillero francés de Chantier de l’Atlantique.

Además, también confirma su intención de construir los dos buques logísticos de transporte para el Ejército de Tierra (TLET) e, incluso, tiene ya decidido encargar la ingeniería necesaria para la primera unidad en cuanto se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Igualmente, Puerto Real asumiría la construcción del nuevo Buque de Acción Marítima de Investigación Subacuática (BAM-IS), además de hacerse cargo de parte de la faena derivada de las corbetas que se construirían en San Fernando.

Estos días se ha conocido, además, que Navantia está en la lista corta paran hacerse con el contrato de construcción de tres Buques de Aprovisionamiento en Combate (BAC) similares al Cantabria, fabricado en Puerto Real, para la Marina de Reino Unido. Sin embargo, esa lista corta la forman cinco aspirantes y entre ellos están los ingleses de BAE System.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios