Provincia

"Que no brinden antes de tiempo no vayan a atragantarse con la copa"

  • El alcalde de Chiclana, Ernesto Marín (PP), dice que la moción de censura perfilada por PSOE, PSA y la gestora de IU "sí que es un pacto por la pasta" · Califica de "paripé" la asamblea del partido de Polanco

El alcalde de Chiclana, Ernesto Marín (PP), salió ayer al paso de la moción de censura que ya tiene perfilada la oposición contra el gobierno tripartito de Chiclana y que será registrada el próximo viernes en el Ayuntamiento de esa ciudad, lo que supondría la vuelta a la Alcaldía del socialista José María Román.

Marín declaró que "se alegra" de que haya sido el propio PSOE "quien le haya quitado la careta a María Ángeles Polanco", concejala del PSA que en septiembre abandonó el equipo de gobierno y cuyos militantes decidirán este miércoles en asamblea sin alcanzan un acuerdo con el PSOE y la gestora de IU, encabezada por Nadine Fernández, para plantear una moción de censura.

Para el regidor chiclanero, "la asamblea del PSA es un paripé", tras conocerse que el pacto ya ha sido negociado por la oposición. En este sentido, reprochó a los dirigentes andalucistas la falta de "respeto" que demuestran hacia sus afiliados y simpatizantes al convocarlos a un encuentro en el que "ya está todo decidido. Además, si es así, es preferible que los militantes del PSA no vayan a la asamblea y así se ahorrarían tiempo y dinero", dijo el alcalde.

Criticó al PSOE y PSA por pactar con "Nadine Fernández", concejala de IU declarada tránsfuga por la comisión de expertos de la Mesa Antitransfuguismo, junto a Marín y los ediles de IU José Pedro Butrón y Andrés Díaz. Pero, sobre todo, reprochó a Polanco sus declaraciones, hace poco más de un mes, referente a que esperaría al nuevo dictamen de la mencionada comisión porque su partido no pactaría con tránsfugas.

Ernesto Marín también aprovechó la ocasión para arremeter contra el secretario provincial del PSOE, Francisco González Cabaña, quien en un acto público en Medina dijo del alcalde que es un "monstruo al que le sólo le quedan 48 horas". Ante esas manifestaciones, el regidor chiclanero señalo que "ese personaje salido de Notre Dame le está haciendo un gran daño a los chiclaneros", al tiempo que advirtió a los socialistas de que "no brinden antes de tiempo no vaya a ser que se atraganten con la copa".

En esta línea, añadió que en caso de que prospere la moción de censura, se quedarían en el aire muchos proyectos que el gobierno tripartito ya ha emprendido en la ciudad. "Los que al final van a salir más dañados son los propios chiclaneros", dijo. Recordó Marín que ahora "sí que se está fraguando un pacto por la pasta".

Mientras tanto, en Chiclana se calienta el ambiente ante la propagación de pasquines y la colocación de carteles a favor de un bando u otro. En algunas rotondas de la ciudad y en la zona céntrica han instalado impresos pidiendo la dimisión de María Ángeles Polanco y de Nadine Fernández. Además, se han distribuido folletos por varias zonas de la localidad con una foto de la concejala del PSA en los que reza: "Por cuánto te has vendido Polanco". Por contra, hay otros que respaldan la moción de censura y ya han convocado una concentración para este miércoles frente al Ayuntamiento para apoyar la unión del PSOE, PSA y la gestora de IU para desbancar a Ernesto Marín de la Alcaldía. Para colmo, ese mismo día se celebra la asamblea del PSA para decidir si secunda la moción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios