Tribunales

Fiscalía vuelve a pedir cárcel para Los Cachimbas por agredir a guardias civiles

  • Los hermanos Venegas ya se encuentran en prisión por propinar una paliza a un policía local de Puerto Serrano que perdió un ojo en esa disputa

Comentarios 4

Dos miembros del clan de Los Cachimbas, Jorge y Pedro Venegas, volverán al banquillo de los acusados por agredir a varios guardias civiles de la localidad serrana de Puerto Serrano en agosto de 2014. La Fiscalía solicita para el primero la pena de siete años y medio de presión y para el segundo, ocho años y seis meses.

Estos hechos que ahora se enjuician son anteriores a la brutal paliza que Los Venegas propinaron a un policía local del mismo municipio, tras la cual el agente perdió un ojo. Por esta agresión, Los Cachimbas ya fueron condenados en firme a más de 30 años de prisión. Hoy se encuentran internos en un centro penitenciario.

En esta nueva causa, el Ministerio Público procesa a Los Cachimbas por los delitos de atentando con instrumento peligroso y lesiones. Además de las penas privativas de libertad, el fiscal solicita que los encausados indemnicen a los guardias civiles en más de 13.000 euros por los daños ocasionados.

Calificación fiscal

Los hechos que han dado lugar a este nuevo procedimiento ocurrieron el 4 de agosto de 2014, sobre las 19:00 horas, cuando dos agentes de la Guardia Civil de Puerto Serrano que estaban de servicios fueron requeridos por dos vecinos que al parecer habían tenido momentos antes un altercado con Los Cachimba y estaban siendo perseguidos por estos.

Según recoge el escrito de calificación fiscal, los acusados se personaron en la calle Pintor Murillo de la localidad polichera en un coche propiedad de su hermana e intentaron agredir a la pareja de jóvenes, si bien el ataque fue impedido por los agentes de la Guardia Civil que tuvieron que forcejear con ellos para que depusiesen su actitud agresiva.

Acto seguido, Jorge Venegas se dirigió a los agentes y les dijo: “Ahora os vais a enterar, ahora me voy a destrozar y os voy a echar la culpa a ustedes”, comenzando a golpearse la cara contra el vehículo antes referido, contra la pared y contra la furgoneta de la pareja, marchándose a continuación con su hermano con el rostro ensangrentado.

"Subid para arriba cabrones que os vamos a matar, os vamos a violar a vosotros y a vuestras hijas"

Minutos después regresaron los procesados y con ánimo de atentar contra el principio de autoridad comenzaron a golpear a los guardias civiles, en concreto Jorge le propinó un puñetazo en el ojo izquierdo a un agente y puñetazos y patadas al otro. Por su parte, Pedro se abalanzó sobre uno de los funcionarios intervinientes portando un cuchillo de grandes dimensiones, aunque el agente pudo repelerlo con la defensa reglamentaria. Viendo que los Los Venegas no cesaban en su conducta, uno de los guardias civiles disparó al aire consiguiendo que se marcharan del lugar.

Los Cachimbas, apuntan las conclusiones provisionales de la Fiscalía, se atrincheraron en su domicilio de la calle Tajo de Puerto Serrano y desde la azotea lanzaron ladrillos a los agentes que acudieron en su búsqueda para detenerlos. Los miembros del clan polichero les gritaron entonces: “Subid para arriba cabrones que os vamos a matar, os vamos a violar a vosotros y a vuestras hijas”, llegando a exhibir hachas con las que decían a los agentes que les iban a cortar el cuello.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios