Provincia

Seis años más de cárcel para Antón, un legendario narco de Barbate

  • La Audiencia ha condenado también a un hermano y a un primo del traficante a la misma pena

Antón, a su llegada a la Audencia Provincial de Cádiz para ser juzgado por una de sus causas pendientes. Antón, a su llegada a la Audencia Provincial de Cádiz para ser juzgado por una de sus causas pendientes.

Antón, a su llegada a la Audencia Provincial de Cádiz para ser juzgado por una de sus causas pendientes. / joaquín hernández 'kiki'

Antonio Vázquez Gutiérrez, más conocido en el mundo del narcotráfico gaditano con el sobrenombre de Antón, ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Cádiz a la pena de seis años de cárcel por intentar introducir 240 kilos de hachís con la colaboración de su hijo, entonces menor de edad, a través de la costa de Conil. Asimismo, el tribunal gaditano ha condenado a un hermano y a un primo del histórico narco a la misma pena de prisión por participar en este alijo.

La sentencia de la Sección Tercera da por probado que el 17 de noviembre de 2015, Antón -con numerosos antecedentes penales por tráfico de drogas-, y su hijo de 17 años de edad subieron a bordo de una embarcación semirrígida marca Mercury. Con la misma pusieron rumbo a altamar y, tras cargar en un punto no precisado ocho fardos de hachís, fueron interceptados por una patrullera del servicio marítimo de la Guardia Civil que había sido alertada a través del Sistema Integral de Vigilancia del Estrecho a unas cinco o seis millas de la costa frente a las playas de Roche, en el término municipal de Conil.

En el interior de la embarcación, apunta la resolución judicial, los agentes encontraron los ocho fardos, que estaban amarrados unos a otros y todos dentro de unas bolsas al final cargadas con piedras (preparadas por si era preciso fondear la droga). En total, los agentes se incautaron de 240 kilos de hachís que en el mercado habrían alcanzado el precio de 386.160 euros.

A los tripulantes detenidos se les intervinieron varios móviles, un bolso que contenía un trozo de papel con unas coordenadas geográficas anotadas y 305 euros.

Según explica la sentencia, en el momento de desembarcar sonó el teléfono del hijo de Antón, que intentó disimular, si bien un teniente se percató de la llamada, descolgó el móvil y, sin proferir expresión alguna, oyó al hermano de Antonio Vázquez al otro lado del hilo telefónico decir "ya tenemos todo preparado". Estaba ejerciendo funciones de soporte en tierra, por lo que el agente se limitó a responder: "Venid para acá que tenemos problemas".

La Guardia Civil trató de localizar e identificar a las personas que, por ser conocidos o familiares de los arrestados, pudieran estar por los alrededores para prestarles apoyo.

Así, cuando dos efectivos circulaban en un coche camuflado por el carril de San Ambrosio, se cruzaron con un turismo marca Peugeot en el que viajaban el hermano de Antón, apodado 'Chelu', y un primo suyo, alias 'Piticló', ambos anteriormente condenados por un delito contra la salud pública.

El vehículo policial, especifica la sentencia, dio la vuelta cambiando de dirección para seguir a los sospechosos unos 100 metros más adelante. El primo del emblemático narco se percató de la intención de los agentes y trató de escapar con maniobras evasivas, aumentando la velocidad y cambiando aleatoriamente de vía. En un momento dado, cuando los implicados se quedaron atrapados en un carril por el que no podían avanzar, abandonaron el vehículo y huyeron. No obstante, durante una batida posterior, la Guardia Civil pudo detener al primo de Antón.

Además de la pena de cárcel de seis años, la Audiencia de Cádiz ha impuesto a Antón y a sus dos familiares una multa de 1.930.800 euros a cada uno. La sentencia no es firme si bien la Sección Tercera ha acordado prorrogar la prisión provisional de los tres condenados en primera instancia por un máximo de tres años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios