Provincia

Tres detenidos en La Línea al desmantelarse una red de tráfico de ciudadanos chinos

  • Forman parte de una operación que acabó con 155 arrestos en España

  • Prometían llegar a Reino Unido por 20.000 euros

Parte del dinero y de la documentación incautada en esta operación policial. Parte del dinero y de la documentación incautada en esta operación policial.

Parte del dinero y de la documentación incautada en esta operación policial. / d.c.

La Policía Nacional ha desmantelado una red de tráfico de personas que captaba a ciudadanos de China y les prometía llegar hasta Reino Unido pasando por Cataluña, donde se les alojaba temporalmente en pisos patera, por una "tarifa plana" de 20.000 euros.

En la operación resultaron detenidas 155 personas en nueve provincias, incluidos los cuatro máximos responsables de la trama, y cinco testigos protegidos. Cuatro de las detenciones se produjeron en Andalucía, tres en La Línea y una en Málaga.

La investigación comenzó hace casi tres años en el aeropuerto del Prat de Llobregat de Barcelona, donde los agentes detectaron un aumento significativo en los delitos de falsedad documental por parte de ciudadanos de origen asiático que pretendían volar hacia Reino Unido.

El análisis de las documentaciones intervenidas permitió a los agentes establecer una conexión entre las detenciones y constatar la existencia de un entramado delictivo responsable del tráfico ilegal de personas. Descubrieron que la organización captaba a sus víctimas en China y les prometían llegar hasta Reino Unido o Irlanda a cambio de una "tarifa plana" de 20.000 euros por persona con los que se sufragaban los pasaportes y los cruces de fronteras hasta llegar ilícitamente a destino.

Tras ser introducidos en espacio Schengen, los migrantes eran trasladados a diferentes municipios de Barcelona donde eran alojados temporalmente en pisos patera. Allí les retiraban la documentación ya utilizaba y esperaban la llegada de los nuevos documentos de viaje para volar a su destino final.

Durante los tres años de investigación, los agentes lograron que cinco migrantes declarasen contra la organización bajo la figura del testigo protegido, hecho que destaca la Policía por "el idioma, el carácter hermético de la red y el miedo a posibles represalias".

Entre los 150 detenidos se encuentran los cuatro cabecillas de la organización que han sido arrestados como presuntos autores de delitos de pertenencia a organización criminal, falsedad documental y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios