Provincia

Los detenidos por el alijo de Los Bateles ascienden hasta la veintena

  • Entre los nuevos arrestados está el cabo de la Armada del que se sospechó tras la incautación

La ranchera incautada por los agentes de la Guardia Civil en la playa de Los Bateles cargada de hachís. La ranchera incautada por los agentes de la Guardia Civil en la playa de Los Bateles cargada de hachís.

La ranchera incautada por los agentes de la Guardia Civil en la playa de Los Bateles cargada de hachís.

La operación contra el narcotráfico desarrollada de manera conjunta por Guardia Civil y Policía Nacional, y que propició la detención el pasado 20 de marzo de cuatro personas en la playa conileña de Los Bateles -entre ellos un marinero de la fragata Reina Sofía de la 41 escuadrilla con base en Rota-, suma ya una veintena de detenidos después de los últimos arrestos llevados a cabo en la madrugada del pasado martes. Tras diferentes registros, realizados en localidades de La Janda, principalmente Conil, y en San Fernando, se ha podido localizar a algunos de los presuntos integrantes de una red que introducía grandes cantidades de hachís desde Marruecos hasta las costas gaditanas y que llevaba tiempo siendo investigada.

Entre los nuevos detenidos se encuentra el cabo de otra fragata de la misma escuadrilla de la base naval sobre el que desde el primer momento cayeron fundadas sospechas de que pudiera haber participado en el alijo de la playa conileña. Fuentes cercanas a la investigación llegaron a comentar en su momento a este medio que el cabo también había sido detenido, aunque finalmente no ha sido hasta ahora cuando se ha concretado su arresto. Tras ser llevado a los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, ayer mismo fue puesto en libertad con cargos.

En aquel alijo frustrado de Los Bateles los agentes se hicieron con 1.500 kilos de hachís, que estaban ya cargados en una ranchera de color blanco para emprender su huida. La aparición de la Guardia Civil lo impidió en el último instante.

De momento, el juzgado que lleva el caso ha declarado las actuaciones secretas porque la operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Durante toda la madrugada se sucedieron los registros en una operación que ha sido llevada a cabo por agentes del Edoa (Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas) de la Guardia Civil de Cádiz; y el Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado (Greco) de la Policía Nacional.

Entre los detenidos hay sobre todo personas que proporcionaba apoyo logístico a los grandes capos de esta organización, realizando tareas de vigilancia, de porteadores o regentando guarderías para la droga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios