Provincia

Del no al sí y del sí al no en 30 días

  • El PSOE rechaza ahora en la Eurocámara la venta de armas a Arabia

La plantilla de Navantia-San Fernando durante sus protestas de hace un mes para salvar el contrato de las corbetas para Arabia Saudí. La plantilla de Navantia-San Fernando durante sus protestas de hace un mes para salvar el contrato de las corbetas para Arabia Saudí.

La plantilla de Navantia-San Fernando durante sus protestas de hace un mes para salvar el contrato de las corbetas para Arabia Saudí. / d.c.

El PSOE no se aclara con los contratos con Arabia, ni con las bombas, ni con los acuerdos, ni con las prioridades. Donde dijeron Digo ahora los socialistas no saben si decir Digo, Diego o Drago. Y es que en menos de un mes el PSOE ha pasado de anunciar primero a bombo y platillo la suspensión de un contrato de 400 bombas láser a Arabia Saudí, a rectificar luego con el único fin de salvar el macroproyecto de Navantia y las cinco corbetas a construir en San Fernando, y regresar ahora a su posicionamiento inicial que evidentemente es contrario a los intereses del país saudita.

Esta nueva postura quedó reflejada la tarde del jueves en el Parlamento Europeo reunido en Estrasburgo (Francia), donde los eurodiputados socialistas votaron a favor de dejar de vender armas a Arabia Saudí pocos días después de que el Ministerio de Defensa español diera el visto bueno a la operación de venta de esas 400 bombas láser por parte del Ejército.

Cs, IU y Podemos se unen a los socialistas y el PP dice que vuelven a peligrar las corbetas

En concreto, la resolución aprobada en Estrasburgo insta a los gobiernos europeos a dejar de vender armas a Arabia Saudí y al resto de fuerzas que intervienen en la guerra de Yemen para no agravar lo que la Eurocámara considera como "la peor crisis humanitaria del mundo".

Junto a los eurodiputados españoles del PSOE también votaron a favor de esta propuesta los de Ciudadanos, Izquierda Unida y Podemos, mientras que los únicos que se posicionaron en contra fueron los del PP.

Todo esto llevó al presidente provincial del Partido Popular, Antonio Sanz, a calificar ayer esta votación como "una nueva imprudencia del PSOE con el empleo de los astilleros de la Bahía de Cádiz". "Volvemos al punto de partida de la crisis generada hace un mes por el Gobierno de Pedro Sánchez respecto al contrato de Navantia con Arabia para la construcción de las cinco corbetas y que puso en riesgo 6.000 empleos y una inversión de 1.800 millones de euros para la Bahía de Cádiz", dijo Sanz .

"Ahora, tras haberse salvado in extremis esos empleos gracias a la presión de los trabajadores, el PSOE vuelve a la carga con una actitud irresponsable en el Parlamento Europeo permitida por Pedro Sánchez y Susana Díaz, que parece que no han aprendido la lección de lo ocurrido", dijo el líder del PP gaditano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios