Provincia

El fiscal pide 31 años para un acusado de abusar de tres menores en El Puerto

  • Las supuestas víctimas frecuentaban el domicilio del procesado porque eran amigas de su hija

Vista panorámica de la localidad de El Puerto, donde supuestamente sucedieron los hechos. Vista panorámica de la localidad de El Puerto, donde supuestamente sucedieron los hechos.

Vista panorámica de la localidad de El Puerto, donde supuestamente sucedieron los hechos. / fito carreto

La Audiencia Provincial de Cádiz celebró ayer a puerta cerrada el juicio a un acusado de abusar sexualmente de tres menores de edad en El Puerto. La Fiscalía lo considera autor de cuatro delitos, tres de abuso sexual a menores de 16 años y uno de exhibicionismo, y solicita la pena total de 31 años de cárcel.

El encausado llegó a primera hora al Palacio de Justicia gaditano procedente de prisión, pues se encuentra privado de libertad por esta causa de manera provisional desde el 28 de octubre de 2016.

Según las fuentes judiciales consultadas, el procesado, residente en El Puerto a la fecha de los hechos, se había divorciado de su pareja, con la que tuvo una hija en común. A partir de la separación, la hija pasaba fines de semana alternos en el domicilio paterno.

Como quiera que la niña ya había alcanzado la adolescencia, salía con sus amigas, también menores de edad, en pandilla. Así las cosas, era habitual que las chicas frecuentaran la vivienda del acusado, visitas que éste aprovechaba para abusar sexualmente de ellas.

A cambio, apunta la Fiscalía en sus conclusiones provisionales, el encausado les ofrecía dinero o algún otro tipo de recompensa material.

Sucedía además que el procesado aparecía desnudo por la casa justo cuando las menores se encontraban allí.

Este asunto derivó en un procedimiento judicial toda vez que la madres de las supuestas víctimas empezaron a sospechar del acusado y decidieron denunciarlo. A ello se sumó que una de las adolescentes implicadas en este caso inició una relación sentimental con un joven, quien también la alertó sobre el comportamiento inapropiado del encausado.

una vista complicada

El juicio al acusado de abusar sexualmente de tres menores de edad en El Puerto tuvo lugar ayer en la sala de vistas de la Sección Cuarta de la Audiencia de Cádiz. Lo cierto es que su celebración no estuvo exenta de vicisitudes.

En un primer momento, se planteó la posibilidad de llegar a un acuerdo entre las partes -Fiscalía, defensa y acusación particular- y evitar así el desarrollo de la vista oral. El pacto, sin embargo, no prosperó. De una parte, el supuesto pederasta se negó a admitir los hechos por los que venía siendo acusado. De otra, la fiscal del caso no se mostró conforme con la posibilidad de pactar y prefirió acudir a juicio.

No quedó ahí el asunto. Minutos antes de empezar la vista oral, el abogado de la acusación particular renunció en el último momento a representar a su cliente, la madre de una de las adolescentes. El juicio siguió adelante así con la única acusación del Ministerio Fiscal.

Y el caso dio una vuelta de tuerca más. El procesado, que estaba siendo defendido por un letrado del turno de oficio, también quiso renunciar al mismo. Sin embargo, el tribunal de la Sección Cuarta no lo permitió, pues entendió que no había razón alguna que justificase este desistimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios