Provincia

Los gaditanos se civilizan al volante y superan los objetivos europeos

  • La siniestralidad en la provincia se reduce un 58% desde 2004 pero hay trabajo por hacer: el 3% de los gaditanos circula demasiado rápido y el 1,4%, va bebido

El director general de Tráfico, Pere Navarro, felicitó ayer a los conductores de la provincia de Cádiz por haber propiciado una reducción del número de víctimas mortales en accidente de tráfico del 58% en el último año con respecto a 2004 hasta los 46 fallecimientos gracias a "una conducción más responsable". El porcentaje de descenso está muy por encima de la media registrada en el conjunto del país (38%) y supera el "ambicioso objetivo" marcado por la Unión Europea de reducir en un 50% la siniestralidad en las carreteras antes del año 2010.

La Comisión de Tráfico y Seguridad Vial en la provincia, reunida ayer, coincidió en que Cádiz ha superado con éxito los indicadores marcados en su Plan Estratégico 2004/2008. La conclusión de este programa ha evidenciado una "notable mejora de la conducta de los usuarios" y "una bajada muy importante de la mortalidad y de los accidentes" -que se han reducido en cuatro años un 17% hasta los 1.053, causados, sobre todo, por distracciones y excesos de velocidad-, según apuntó el delegado del Gobierno en Cádiz, Sebastián Saucedo.

La instauración del permiso por puntos se ha convertido en apenas dos años en un efectivo llamamiento a la prudencia de los conductores en todo el país. Desde su entrada en vigor en julio de 2006, la reforma legal se ha concretado en 28.346 conductores sancionados en la provincia (con un "grupito de reincidentes", lamentó Saucedo, formado por casi un millar de personas), a los que se ha restado 92.269 puntos.

Tres incumplimientos representan más de la mitad de las multas gestionadas por la DGT en la provincia: el exceso de velocidad, recogido en 27 de cada 100 de las temidas misivas de Tráfico, el no llevar puesto el cinturón o carecer de dispositivos infantil, que supone el 28% del total de denuncias, y el pilotar sin casco, que motiva el 12% de las multas.

El jefe de la DGT aprovechó su visita a Cádiz para solicitar a los policías locales que "extremen" la exigencia del uso del casco y recordó que el 32% de los motoristas fallecidos en España durante 2008 no llevaba protección. "En toda Europa se quedan sorprendidos cuando se enteran que aquí todavía hay accidentes con gente que va en moto y que no se ha puesto el casco. Cuesta entenderlo, igual que el hecho de que haya un 22% de conductores que no utilizan el cinturón, un simple click que es la diferencia entre matarse o no matarse", recalcó.

En el balance de las nuevas medidas coercitivas, la modificación del Código Penal aprobada en 2007, que endurece los castigos a los infractores al volante, ha permitido la detención de 594 personas en Cádiz: hasta 421 por conducir con tasas de alcoholemia superior a las permitidas; 165 por carecer de permiso de conducir y cuatro por sobrepasar con creces los límites de velocidad.

Sebastián Saucedo, acompañado por Luis Javier Herrero Nivela, responsable provincial de Tráfico, destacó que la abrumadora mayoría de los conductores sancionados en Cádiz son hombres (86%), un indicador que, subrayó, "destierra el mito de que las mujeres conducen mal".

El representante de la Comisión, al margen de enviar un "mensaje de autofelicitación para todos", destacó que los registros positivos no van en detrimento de que el tráfico se mantenga como una cuestión problemática. Según los datos recogidos por Tráfico en sus controles, el 3% de los conductores gaditanos circula demasiado rápido y el 1,4% ha bebido más de lo permitido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios