Provincia

Los investigadores buscana otras víctimas de la estafa de la estiba en Algeciras

  • La Policía Nacional pondrá mañana a disposición judicial a los detenidos por prometer empleos a cambio de dinero

Labores de estiba en una de las dos terminales de contenedores del Puerto de Algeciras. Labores de estiba en una de las dos terminales de contenedores del Puerto de Algeciras.

Labores de estiba en una de las dos terminales de contenedores del Puerto de Algeciras. / e. Fenoy

La Policía Nacional apurará el plazo máximo de 72 horas de detención para investigar hasta el último resquicio de la supuesta estafa basada en ofrecer puestos de trabajo como estibador en el Puerto de Algeciras a cambio de dinero; una promesa que nunca llegaba a materializarse.

Las dos personas detenidas el miércoles en Algeciras -un hombre y su hijo, ambos estibadores del puerto algecireño y acusados de estafar al menos a quince personas con este método- pasarán mañana sábado a disposición judicial. Hasta entonces, permanecerán en los calabozos en calidad de detenidos y sometidos a las necesidades de la investigación en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, según fuentes policiales.

Tras los arrestos, las pesquisas de los agentes de la unidad especializada encargados del caso se centran ahora en localizar a otras posibles víctimas de esta estafa. Y también a otros posibles estafadores o colaboradores que, valiéndose del mismo método, hubieran timado a más personas en la comarca. La Policía tiene indicios de que los arrestados no serían las únicas personas dedicadas a captar dinero valiéndose de este mismo fraude. Para ello, los agentes están tomando declaración a los testigos y afectados recopilados en los últimos meses, cuando se inició investigación, para poder identificar a otros posibles timadores.

La Policía Nacional cuenta por el momento con el testimonio de 15 declarantes que han señalado a los dos detenidos como autores de la estafa. Según fuentes cercanas a la investigación, llegaban a pedir de 12.000 a 30.000 euros a las personas que querían acceder a un puesto de trabajo en la estiba, con las que contactaban a través de amistades o familiares. Para ello, se presentaban como personas con influencia en el seno del comité de empresa de la Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep) como para garantizar su contratación cuando se establecieran procesos de selección. Algunos llegaron a efectuar los pagos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios