Provincia

Una jornada tranquila

  • Las franquicias gaditanas de las peluquerías Low Cost resaltan la normalidad en su trabajo diario pese a las detenciones por fraude en Sevilla

Una de las peluquerías Low Cost instaladas en Cádiz, en la calle Sagasta. Una de las peluquerías Low Cost instaladas en Cádiz, en la calle Sagasta.

Una de las peluquerías Low Cost instaladas en Cádiz, en la calle Sagasta. / jesús marín

"Absoluta normalidad". De esta forma se refería la propiedad de la peluquería Low Cost de la calle Sagasta, en la capital gaditana, a lo que estaba aconteciendo en esos momentos matinales en el salón. Mucho malestar con las informaciones publicadas sobre la Operación Tinte. Su reacción era la misma que en los numerosos locales que en la provincia se presentan bajo esta marca. "No se puede generalizar -decían en Cádiz-. Molesta que hablen de que todas las peluquerías están en el mismo saco porque es mentira. Aquí no ocurre nada de eso. Tenemos cinco trabajadoras, con tres contratos temporales y dos fijos. ¿Qué negocio que lleva tres meses abierto tiene ya trabajadores fijos como éste?", se preguntaban, mientras mostraban las nóminas y negaban que hubiera contratos de formación.

Desde la propiedad de esta franquicia se insistía en que "no se engaña a nadie. Mira, todos los sillones ocupados. ¿Hemos engañado a todo el mundo 600 peluquerías? ¿Todas las peluquerías low cost son malas? Es injusto. Hemos invertido aquí mucho dinero e ilusiones. Somos currantes, empresarios jóvenes". Negó ser competencia dañina ("a nuestro alrededor no ha cerrado ninguna peluquería") y defendió por último la razón de ser de un establecimiento que es "un negocio que funciona porque una peluquería es un artículo de lujo y muchas mujeres del barrio pueden hacerse un tinte por solo 5 euros".

San Fernando cuenta con una peluquería Low Cost, en plena calle Real. Aunque nada de lo ocurrido en Sevilla -donde la Policía detuvo el jueves hasta 37 personas por un presunto fraude a la Seguridad Social que supera los tres millones de euros- pareció estos días haberle afectado demasiado. El establecimiento, a pesar de la incertidumbre desencadenada por la noticia, pasó la jornada del viernes en una aparente calma y normalidad. "Todo está tranquilo, no pasa nada", aseguraba una de las peluqueras a primera hora de la mañana sin dar muchos detalles.

En el caso de El Puerto, donde la firma tiene dos centros -uno junto a la Plaza de Isaac Peral y otro en la calle Álvar Núñez- la jornada discurría con total cotidianidad. Este viernes por la mañana, una decena de señoras se sometían a tratamientos de corte y color, mientras leían sus revistas del corazón. Y con personas esperando. Según la encargada "aquí la situación se ha mantenido completamente normal: "Llevamos así dos años. No podemos decir nada malo". No obstante, esta versión se contrapone con la mantenida por antiguas empleadas quienes - a pesar de haber trabajado con la misma firma en otras localidades de la provincia- aseguran haber tenido problemas con el franquiciado portuense, como la negación de derechos laborales, horas trabajadas por encima de las aseguradas y otros problemas que incluso han llegado a ser denunciados ante organismos oficiales como Trabajo.

La única peluquería Low Cost de Chiclana funcionaba este viernes también con normalidad. Esta franquicia se sitúa en la calle Ancha, cerca del Restaurante El Pájaro, y cuenta con cinco trabajadoras. Una de las empleadas decía ser consciente de la noticia sobre los arrestos, si bien señalaba que en ningún momento ha influido en la actividad diaria del establecimientos. De hecho, el local se encontraba lleno de clientes y con lista de espera.

La Low Cost de la calle Ancha de Puerto Real se desmarcó ayer de todo el asunto. "Rechazamos totalmente cualquier trama o fraude. Cumplimos con los trabajadores y con las obligaciones derivadas de nuestra actividad", respondieron, añadiendo que "me da igual si hay una sanción de la franquicia por mis palabras". Llegó a invitar a que "quien lo desee, que nos denuncie por los contratos en formación ya que no disponemos de ninguno. Así nos ayudará a limpiar la mala imagen ofrecida en Sevilla". En un mensaje directo a su clientela piden "que las informaciones publicadas no os hagan desconfiar... Ofreceremos nuestros servicios los años que los clientes decidan".

Los coletazos del fraude en contratos y las detenciones de una treintena de personas relacionadas con las peluquerías Low Cost se han hecho sentir, también, en la Sierra con usuarios de estos establecimientos que quieren saber qué ha pasado."Los clientes que vienen nos preguntan sobre ello. Pero no hemos notado que haya bajado la afluencia". Lo dice una trabajadora de una de estas peluquerías que lleva un año abierta en Arcos y que, a día de hoy, se mantiene con una clientela que demanda este tipo de servicios más asequibles al bolsillo. Las seis personas de la plantilla están tranquilas porque todo está "en regla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios