Provincia

El juez ve homicidio en la muerte de los hermanos de Barbate

  • El magistrado amplía los cargos contra el camionero que los embistió en la N-340

Comentarios 2

La Guardia Civil ha vuelto a detener al camionero que chocó frontalmente contra el coche en el que viajaban los dos hermanos de Barbate Rosendo y José Ramón Rodríguez, de 30 y 34 años, que fallecieron en el acto en el último accidente mortal registrado en la Nacional 340 el pasado día 16.

La detención de este conductor, Juan Carlos S.L., de 34 años de edad, que dio positivo en la prueba de alcoholemia que se le practicó tras el siniestro, obedece a un nuevo auto del juez encargado del caso, que ha decidido ampliar los cargos de los que inicialmente se le acusaba.

Según informaron ayer a este diario desde la Subdelegación del Gobierno, el titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Algeciras ha agregado, a la imputación inicial en un delito contra la seguridad en el tráfico, otro presunto delito por homicidio imprudente. De ahí que la Guardia Civil de Algeciras recibiera órdenes de detener nuevamente al joven.

Esta ampliación de cargos contra el presunto responsable del accidente que ha causado honda consternación en Barbate se produce pocos días después de que una manifestación recorriera la localidad jandeña pidiendo "justicia" para los dos hermanos, muy queridos y conocidos en la localidad al haber sido jugadores del equipo de fútbol local. Una manifestación en la que acabaron participando un millar de personas, que reclamaron que "todo el peso de la ley" cayera sobre el camionero, y que éste "fuera enviado a la cárcel".

Cabe recordar que el conductor del camión, que resultó herido leve, chocó frontalmente contra el Volkswagen Golf en el que viajaban los dos hermanos de Barbate. Ambos, acompañados por otro barbateño, Fernando Rodríguez Melero, de 41 años, que resultó herido grave, se dirigían hacia Jimena, hacia la obra en la que trabajaban como albañiles. El coche en el que iban los barbateños, tras recibir el letal impacto, acabó empotrado contra el quitamiedos de la carretera, convertido en un amasijo de hierros.

Fue precisa la intervención de los bomberos para rescatar del turismo los cadáveres de los hermanos. Tuvieron que cortar el techo y las puertas del coche, y desplazar la carrocería, para rescatar al herido y recuperar los cuerpos de los hermanos, que fallecieron en el acto.

El camión, articulado y de gran tonelaje, tras invadir el carril contrario y chocar de frente con el coche, recorrió varios metros y terminó empotrándose contra el muro y el porche de una vivienda cercana a la carretera, una de la peligrosas curvas de la 340 en el término de Tarifa.

El camionero dio positivo en la prueba de alcoholemia. Los análisis a los que fue sometido arrojaron una tasa cuatro veces superior a la permitida: 0,59 miligramos por litro en aire espirado, cuando el tope para profesionales del transporte está fijado en 0,15 miligramos.

Entonces, la Guardia Civil lo detuvo como presunto autor de un delito contra la seguridad en el tráfico, quedando en libertad con cargos. Ahora, ha sido detenido además por homicidio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios