Provincia

El mercado inmobiliario cierra 2008 con un desplome cercano al 30%

  • Cádiz registró el año pasado 17.719 compraventas de vivienda, siete mil menos que en 2007 · Al contrario que en otras provincias, el mercado nuevo sigue predominando sobre el de segunda mano

El negocio inmobiliario fue, junto al de automóviles, el primero en encajar el impacto de la crisis. A nivel nacional se empezó a sentir tras el verano de 2007 -en el que estalló la burbuja de las subprime-, pero en Cádiz los efectos no se percibieron con claridad hasta 2008. Pese a que la caída de la actividad llegó con retardo, el mercado gaditano ha sufrido consecuencias similares a las del conjunto del país: freno total de la construcción y fuerte reducción tanto de las transacciones de vivienda como de la contratación de hipotecas.

El último balance del sector lo hizo público ayer el Instituto Nacional de Estadística con los datos de compraventa de viviendas. Los gaditanos realizaron durante 2008 un total de 17.719 operaciones de adquisición de inmuebles. Son 7.320 menos que el año anterior y representan un desplome en términos relativos del 29,2%.

Este nivel de reducción del negocio de Cádiz es ligeramente superior al que se registró en Andalucía y España, cuyas caídas fueron gemelas y se diferenciaron en una sola décima: el 28,7% y el 28,6%, respectivamente.

El retroceso es histórico y ha obligado a constructoras e inmobiliarias a emprender una política agresiva de rebaja de precios y ofertas de toda clase para intentar reactivar la demanda. Al menos, el parón parece por ahora haberse estabilizado en torno al 30% después de un verano muy malo en el que se tocó fondo con recortes que, en el caso de septiembre, llegaron al 53%. Diciembre, en cambio, terminó con 1.039 operaciones de compraventa, un 34% menos que en el mismo mes de 2007, lo que hace presagiar que el sector podría asentarse en los próximos meses en estos niveles de actividad.

La provincia está así en consonancia con la bajada general del mercado, pero conserva una importante diferencia: la venta de viviendas nuevas sigue predominando sobre la de segunda mano. El resultado final de 2008 fue de 12.080 inmuebles a estrenar frente a 5.639 usados. Este reparto del mercado (70%-30%) muestra la tendencia de aumento de las transacciones de vivienda antigua, pero no con la intensidad de otras provincias, donde, incluso, se ha llegado ya a invertir el mercado. Es el caso de Jaén y, sobre todo, de Sevilla, donde la distribución es aplastante: 14.851 usadas frente a 8.762 nuevas. De hecho, en el conjunto de Andalucía, la balanza está también a punto de cambiar de signo con 273.936 operaciones de inmuebles de segunda mano y 284.493 nuevos.

Respecto al tipo de clasificación legal de la propiedad, la inmensa mayoría de las compraventas que se produjeron en la provincia fueron de pisos de renta libre, con un 86,3% del total. Este segmento sigue siendo predominante, pero hay que destacar que Cádiz, en comparación con otras provincias andaluzas, tiene un elevado volumen de transacciones de vivienda protegida. En 2008 fueron 2.432, la segunda mayor cifra de Andalucía sólo superada por Sevilla, y supone una cuota del 13,7%, cuatro puntos más que el promedio de la Comunidad (9,5%).

53%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios