Cádiz

Los pantanos viven su mejor agosto en tres años

  • La cuenca no cesaba de perder reservas de agua desde 2015

  • Los embalses almacenan 404 hm3 más que hace un año y están 3,61 puntos por encima de la media de los 10 últimos años

Panorámica de Bornos y de su pantano, que ha aumentado sus reservas un 42,5% en los últimos doce meses. Panorámica de Bornos y de su pantano, que ha aumentado sus reservas un 42,5% en los últimos doce meses.

Panorámica de Bornos y de su pantano, que ha aumentado sus reservas un 42,5% en los últimos doce meses. / ramón aguilar

Comentarios 2

La cuenca del Guadalete-Barbate vive uno de los veranos más tranquilos de los últimos años en lo que a reservas de agua se refiere. Los embalses perdían reservas desde el pasado 2015, año en el que se cerró el mes de agosto con 1.092 hectómetros cúbicos (hm3). En 2016 las reservas disminuyeron en la cuenca hasta 934 y el año pasado, a tal día como ayer, estaban en poco más de 819.

Las intensas lluvias caídas sobre todo en la pasada primavera han permitido que los pantanos de la provincia almacenen en la actualidad 1.223,59 hectómetros cúbicos, lo que les deja al 67,2% de su capacidad total. Las presas superan de esta forma los niveles que había hace tres años, momento en el que las reservas comenzaron a descender de forma paulatina y constante.

Como es habitual, el embalse que más reservas guarda es el gigantesco Guadalcacín, que se encuentra al 63,12% de su capacidad con 505 hectómetros cúbicos almacenados. Valga recordar que su capacidad es de 800. Sin embargo, el embalse que más ha crecido en este último año ha sido el de Bornos, el cual vivía una situación preocupante en agosto de 2017. Así, esta infraestructura hídrica ha incrementado sus reservas nada menos que un 42,5% en los últimos 12 meses. Según datos de la red de vigilancia hidráulica de la Junta de Andalucía, en los últimos doce meses Bornos ha pasado de 38 a 121 hm3. Está, por tanto, por encima de la mitad de su capacidad, la cual supera levemente los 200 hm3.

En la cuenca del Guadalete-Barbate, los pantanos que están más llenos son, precisamente, aquellos que tiene menor capacidad, como es el caso del contraembalse de Arcos (95,41%), Guadarranque (82,25%), Charco Redondo (73,09%) y Almodóvar (72,89%).

En lo que respecta a las grandes presas provinciales, Guadalcacín, Barbate, Zahara-El Gastor, Bornos y Los Hurones, estos se encuentran al 63,12, 66,84, 77,55, 60,39 y 71,69%, respectivamente.

Estos cinco pantanos almacenaban a día de ayer 1.048,18 hm3, lo que viene a suponer el 85,7% de toda el agua embalsada en estos momentos en la cuenca.

En agosto de 2017 estas presas guardaban 692,82 hm3. Estaban por entonces al 38,04% de la capacidad total de los mismos. El incremento en ellas, como se puede comprobar, ha sido de 19,52 puntos, lo que traducido a volumen de agua se transforma en 355,44 hectómetros cúbicos más de lo que había embalsado en las grandes presas hace justamente un año.

Un análisis global del estado de la cuenca, incluyendo los diez embalses de la cuenca del Guadalete-Barbate, reporta que en la actualidad los pantanos están al 67,2% de su capacidad (1.223 hm3)cuando en agosto del año pasado estaban al 44,98%. Desde entonces los embalses han ganado 404,45 hectómetros cúbicos. Todo ello se resume en que la provincia tiene ahora un 22,46% más de agua embalsada que en la que había en agosto del año pasado.

En una visión más amplia destaca otro dato: La principal cuenca de la provincia está 3,61 puntos por encima de la media de los 10 últimos años, según el 'histórico' de control del agua embalsada.

En lo que respecta al ritmo de disminución de las reservas de agua, es reseñable que en la última semana se ha pasado de 1.240,32 hm3 a 1.223,59, lo que supone un gasto (consumo y evaporación) de 16,73 hectómetros cúbicos. Para hacerse una idea de este volumen cabe recordar que el contraembalse de Arcos almacena por sí solo menos agua, concretamente 14,6 hm3.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios