Provincia

"En esto del patrimonio, juntos somos más"

  • Expertos del sector de la provincia analizan la situación del turismo cultural y patrimonial en unas jornadas organizadas por la AETC en Bornos

Puede sonar a tópico pero la provincia de Cádiz tiene un patrimonio infinito en todas sus vertientes. Ahí fuera muchos los saben y vienen a experimentarlo. Pero si aquí dentro todos y cada uno de sus protagonistas se miraran de frente, se tendieran la mano y se alejaran de partidismos y egos, sin duda se potenciaría nuestro valor y revertirá en la economía de la zona, siempre con la sostenibilidad como referente. No tiene sentido hablar de Parque Natural de los Alcornocales sin hacerlo del de la Bahía de Cádiz; ni plantear un protocolo para proteger las valiosas murallas de Cádiz si no se implican todas las administraciones públicas; de nada sirve denunciar expolio en uno de nuestros abundantes yacimientos submarinos sin colaboración entre la Guardia Civil y la Junta, como tampoco contar con dos importantísimos sarcófagos fenicios en nuestro Museo Provincial de Cádiz si no se cuenta de forma divertida y se invita a conocer su yacimiento de origen. "En esto del patrimonio, juntos somos más" y así se puso de manifiesto en la Jornada de Turismo Cultural y Patrimonial que ha organizado la AETC (Asociación de Empresas Turísticas de Cádiz) en el precioso Castillo Palacio de los Ribera de Bornos, donde se citaron numerosos expertos del sector para analizar el estado de la cuestión y lanzar algunas propuestas, tras la inauguración a cargo de la presidenta de AETC, Josefa Díaz, la diputada provincial de Turismo, Dolores Varo, el delegado de Cultura, Daniel Romero, y el alcalde de Bornos, Hugo Palomares, en un encuentro que fue moderado por el comerciante y animador cultural Javier Benítez.

vejer, apuesta valiente

Si hay un referente en gestión del patrimonio y turismo cultural ese es el caso de Vejer. Su alcalde, José Ortiz, dio algunas de las claves que han posibilitado posicionar a Vejer en el mapa del turismo cultural ya no de España, sino del mundo. Para eso afrontaron "un plan de trabajo muy ambicioso" que introducía mejoras pero también requería de sacrificios de todos y, finalmente "los vecinos lo han comprendido bien porque el éxito es conjunto". Como ejemplo enumeró la estricta normativa de ornamento urbana, la peatonalización de zonas como La corredera "que se hizo por tramos horarios y ofreciendo zona verde y un plan de movilidad" y la prohibición de la publicidad para la uniformidad estética. Por contra tienen claro que cada año, al menos, arreglan una calle del casco histórico del bello municipio, dan vida a su patrimonio con la celebración de importantes eventos turísticos y aumentan su patrimonio, "pero no sólo para el turismo, sino para el vecino". En ese sentido, han comprado nada menos que el Castillo de Vejer para convertirlo en escuela municipal de música, danza y artes escénicas.

Los pecios in situ: una vía de negocio

Carlos Alonso, jefe del Área de Documentación y Difusión del Centro de Arqueología Subacuática (CAS) puso sobre la mesa qué se hace en actualmente en el CAS y cómo se vincula al turismo. A sabiendas de que todo lo que conlleva la palabra pecio y tesoro tiene mucho tirón, muchas veces heredado por la visión de Hollywood, hizo referencia a lo fundamental de la concienciación para evitar el expolio, sobre todo del patrimonio subacuático, que tiene desventaja con el de tierra "al ser más difícil de controlar". De ahí la importancia de la difusión, labor en la que el CAS ha bajado la guardia como consecuencia de la crisis, recibiendo a menos escolares en su espacio. Si bien, esta labor continúa para explicar las metodologías actuales, en las que la Unesco desaconseja totalmente extraer un pecio para musealizar -como el Vasa- debido a la difícil conservación. Pese a todo, desde el CAS son conscientes de que "cada vez hay más demanda para acceder a lo subacuático y es una vía de negocio". De hecho, la legislación lo permite con unos límites en los usos, señaló. Esta parece la alternativa vinculada al turismo de nuestro extensísimo patrimonio subacuático, "siempre que se haga de forma sostenible" y se tengan en cuenta todos los factores para desarrollar una metodología. Es decir, valorar el patrimonio, ver las condiciones y la visibilidad, el uso de la zona, un plan de uso y un plan de difusión.

el papel de las autoridades

Codo con codo con el CAS y Cultura de la Junta trabaja la Guardia Civil en la protección del patrimonio. Miguel Ángel Guerrero, del Seprona de la Guardia Civil, puso la voz de alarma sobre una situación, el expolio, que está muy a la orden del día y sobre la metodología sofisticada del expoliador, que es capaz de disfrazar de legal cualquier aberración patrimonial. Informó de que muchos operan en redes organizadas y del plan de defensa del patrimonio, consistente en "vigilar los yacimientos, los mercadillos, los anticuarios y la venta por internet". Esta contundencia de las autoridades se traslada al resultado de las últimas operaciones que se han llevado a cabo en la provincia. Así que recordó que "es obligación de todos velar por el patrimonio".

patrimonio social: en busca de la gente

Otro valor del que apenas se habla, pero que está entre los deseos de los turistas no es sólo disfrutar de un casco histórico bonito sino de sus gentes, acceder a su cultura e interaccionar con ellos. Buscar lo auténtico y de esto habló Álex González Morillo, presidente de la Federación Andaluza de la AAVV de Centros Históricos. "Hay una sensación de que el turismo y el vecino no casan, pero vengo a reivindicar el patrimonio social de los centros históricos como símbolo de identidad". Puso de manifiesto ejemplos de lugares que están masificados de turistas y han perdido este valor, y el caso de una familia del centro jerezano que vive en la casa más antigua de Jerez y que no tiene problema en mostrarla al turista. En su ponencia habló de la importancia de este patrimonio social para "conservar el patrimonio arquitectónico, crear y favorecer el empleo en la zona, aumentar la seguridad de los barrios y preservar el carácter y la personalidad".

un protocolo para proteger cádiz

David Navarro, concejal de Patrimonio del Ayuntamiento de Cádiz, explicó las claves del I Protocolo de Conservación y Protección del Patrimonio Histórico de Cádiz. Y lo hizo con una máxima: "En el patrimonio hay que dejarse de partidismos porque somos temporeros de la vida pública". De ahí la importancia que otorgó a trabajar en este primer guión de protección de "la ciudad más antigua de Occidente" en transversal, "implicando a todas las delegaciones de la administración y a otras administraciones". Para ello, se ha hecho partícipe al vecino, a través de una app de colaboración ciudadana e incluso vía wasap, cuyo fin es denunciar cualquier aberración contra el patrimonio. "Desde su implantación se han denunciado 200 situaciones ante las que el Ayuntamiento ha actuado. Se alerta, se actúa y se informa del resultado".

Se congratuló del reconocimiento que le ha otorgado el IAPH de la Junta dentro del programa Reactívate e insistió en que "un patrimonio protegido es la diferencia entre el turismo estacional y el sostenible y sostenido en el tiempo".

la rehabilitación

De cómo actuar y rehabilitar el patrimonio hablaron varios agentes del sector. Se puso de manifiesto la intervención y conversión en equipamiento hotelero de la Casa de las 4 Torres en Cádiz, la antigua casa de un comerciante declarada BIC que se ha salvado de la ruina con una cuidada rehabilitación que no sólo ha reciclado todos los materiales originales, con lo que ha conllevado económicamente, sino que ha tratado de mantener toda su identidad. Miguel Ramos, responsable de esta actuación explicó la relevancia de hacerlo en un contexto urbano que ha sido peatonalizado y que a todas luces es más atractiva para el turista. También denunció las trabas que muchas veces pone la misma administración ralentizando los procedimientos. También repasó Liliane Mª Dahlmann la intervención de la Casa de Medina Sidonia, cuya fundación preside. Destacó la relevancia de los planes de urbanismo, "pues en 40 años he visto desaparecer conjuntos completos" y de la investigación y difusión del patrimonio "como orgullo de un pueblo".

El arquitecto que rehabilitó la Torre de Matrera, Carlos Quevedo, hizo un recorrido por la historia de la restauración y explicó que para conservar hay que tener en cuenta "la historicidad, la compatibilidad material, la reversibilidad, la autenticidad y, por último, la distinción de lo original de lo añadido. Esto último crea controversia, como le ocurrió con su polémica intervención.

denuncia ciudadana

La denuncia ciudadana se ha constituido recientemente en Cádiz con la creación de ADIP y otras plataformas similares. Su máximo responsable, Moisés Camacho, explicó que ante todo, la concienciación y divulgación del patrimonio es fundamental para respetarlo "e identificar nuestro legado, el de nuestros abuelos como propio". A partir de aquí comentó que la lucha asociativa la promueven en las redes sociales, los medios de comunicación, comunicación a las autoridades, manifestaciones y campañas.

la especialización y divulgación

Tras informar de las opciones que ofrece la UCA para formarse en materia de patrimonio en el grado de Humanidades, Historia y Arqueología, así como en diferentes máster aprovechando nuestros propios recursos como los marinos, José Juan Díaz Rodríguez puso de manifiesto cómo la formación debe revertir en las prácticas y en la inserción laboral. Puso como ejemplo la creación de un producto que ha salido de un grupo de investigación en Baelo Claudia y ha logrado comercializar un producto fruto de la investigación del garum, gracias a una idea novedosa que ha calado en el mercado. Como ejemplo de divulgación se posicionó el Museo Provincial de Cádiz, bajo la nueva dirección de Juan Ignacio Vallejo, que apuesta por la vía de la colaboración con las demás administraciones y entidades en la difusión del patrimonio. Así ha arrancado con un programa que exhibe sus contenidos vinculados al de otros espacios culturales. "Porque se trata de implicar", dijo el director del Museo Provincial de Cádiz.

patrimonio natural

De patrimonio natural sólo habló Juan Manuel Fornell, director del Parque Natural de los Alcornocales, en cuya intervención no sólo mostró la increíble riqueza de nuestros paisajes, sino la necesidad de actuar como marca provincia "porque no se puede vender lo pequeño por separado". Situó con datos al ecoturismo entre los más demandados y expuso toda una serie de singularidades de nuestra tierra, una provincia que presume de contar con dos reservas de la biosfera, la única con seis parques naturales y que ofrece actividades y experiencias únicas, muchas de ellas sin explotar". Desgranó una serie de proyectos como el Eurovelo (carril bici que recorre todo nuestro litoral) entre otros proyectos por hacer. "El ecoturismo es una industria que ha venido para quedarse y está creando empleo". Se trata de cogerle el pulso entre todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios