Cádiz

Los pediatras detectan un aumento de bronquiolitis

  • La enfermedad de la primera infancia provoca ingresos hospitalarios

  • Los niños son los más afectados en número por la gripe

Una joven se abriga para evitar catarros. Una joven se abriga para evitar catarros.

Una joven se abriga para evitar catarros. / juan carlos vázquez

Las consultas de pediatría han detectado las últimas semanas un considerable aumento de bronquiolitis, una enfermedad respiratoria que afecta a niños con pocos meses de vida. "Hemos visto ya un considerable volumen de casos de bronquiolitis que han provocado la hospitalización de niños pequeños y que incluso han requerido ingreso en Observación", advierte el doctor Fermín García, pediatra y miembro de la Asociación Española de Vacunología.

La bronquiolitis es provocada principalmente por el virus sincitial respiratorio (VRS) y, al carecer de tratamiento curativo, los pacientes reciben cuidados para aliviar síntomas que pueden ser graves, como la dificultad para respirar. "Aunque se está investigando aún carecemos de una vacuna para evitar la bronquiolitis. La única manera de impedir que un niño la contraiga es evitar entrar en contacto con el menor cuando los adultos sufrimos un resfriado o un catarro", asevera el especialista. Además, la lactancia materna favorece la protección frente a la infección.

Se espera que la vacuna para prevenir la bronquiolitios entre en el mercado farmacéutico en el plazo de unos dos o tres años. En la actualidad, los niños con factores de riesgo (prematuros, bajos de peso al nacer y afectados por enfermedades cardiacas y pulmonares) reciben un tratamiento hospitalario para impedir las nefastas consecuencias en ellos de la infección (Palivizumab) indicado para menores de 24 meses de alto riesgo.

La gripe en niños

Aunque los niños no son considerados grupo de riesgo para recibir la vacuna de la gripe, son los principales vectores de la epidemia. Según datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe, que depende del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto Carlos III, los menores de 15 años fueron el grupo de edad más afectado en la temporada anterior, una incidencia que suele repetirse año tras año. En concreto, por grupos de edad, las mayores tasas de incidencia acumulada de gripe se observaron en el grupo de 0-4 años; seguido por el grupo de 5-14 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios