Barbate

La presencia de militares en La Breña enciende otra vez las quejas

  • Efectivos del Racta 4 tenían permiso para hacer labores de vigilancia, aunque la Junta entiende que se "extralimitaron" al acampar.

Comentarios 2

La presencia militar en suelo de Barbate volvió a encender ayer a los ciudadanos y, sobre todo, a su alcalde, Rafael Quirós (PSOE). Nada nuevo si las quejas fueran por maniobras en el Campo de Adiestramiento de El Retín. Pero lo curioso de lo ocurrido ayer es que las chispas saltaron por la presencia de unidades militares en el Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate, frente a la playa de la Hierbabuena, después de que unos vecinos colocaran unas fotos en las redes sociales de la Plataforma Ciudadana y el alcalde diese la voz de alarma. "Defensa tiene ocupadas 5.300 hectáreas de las 13.000 que conforman el término municipal y casi seis kilómetros de playa. Creemos que 30 años de servidumbre son suficientes ya y por eso exigimos que se vayan los militares de nuestro Parque Natural de la Breña", exigían desde el Ayuntamiento.

Quirós pidió rápidamente explicaciones al Ministerio de Defensa sobre qué se estaba realizando en La Breña y en especial "quién autorizó esas maniobras y con qué objetivo". El alcalde recordaba las altas temperaturas de estos días, de 30 grados, y que esas maniobras ponían en peligro el paraje natural del municipio.

Pronto la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente apuntaba en otro comunicado que el director-conservador del Parque, Antonio Gómez, había autorizado la realización de pruebas de vigilancia dentro del espacio natural, "algo que es totalmente compatible con la normativa del parque". "Estas pruebas se han autorizado una vez que los agentes de Medio Ambiente inspeccionaron la zona y comprobaron que no existía afección ambiental ni tampoco razones legales para desautorizarlas", aseguraban.

La mecha para esta nueva indignación ciudadana la pusieron 8 efectivos del Regimiento de Artillería de Costa (Racta-4) que tenían autorizadas por la Junta "labores de observación del espacio marítimo y costero próximo al Centro de El Retín". La autorización, dada desde el día 21 al 23, permitía el asentamiento de dos vehículos pesados y un vehículo ligero dentro del Parque, portando armamento sin munición y un grupo electrógeno para dar corriente a todos los sistemas. "Nos hemos autorizado ninguna maniobra", insistía la Junta.

Fuentes del Ejército de Tierra apuntaban a este medio que esa labor autorizada se enmarcaba en un ejercicio más grande que lleva a cabo por la costa andaluza. También fuentes del Ministerio de Defensa afirmaban que en la zona había tres vehículos -concretamente un puesto móvil de observación, un radar de exploración y una estación de transmisiones- y ocho militares y aclaraban que su labor fue montar una red mimética, una misión que se desarrolló "porque había un acuerdo con la Junta que lo permitía".

Sin embargo, el delegado territorial de Medio Ambiente, Federico Fernández, exponía que las autoridades del Retín se han "extralimitado" al instalar en el Parque Natural de la Breña un campamento con tiendas de campaña y tres vehículos con equipos de vigilancia, de manera que pidió a Defensa la retirada de la zona del contingente militar, un extremo que ya se cumplía pasado el mediodía de ayer. Medio Ambiente informaba a los militares que la acampada en el parque no estaba permitida por lo que la instalación de tiendas de campaña en la zona llevó a su director a anular la resolución y solicitar que abandonaran el espacio natural ayer mismo, abriendo diligencias previas que podrían derivar en un expediente sancionador.

El alcalde, miembros de la Plataforma Ciudadana, el director del parque y el coronel jefe de El Retín celebraban ayer una reunión en la que se atribuía todo a un problema de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios