Provincia

El presidente de Abertis quiere que haya peajes en todas las autovías

  • El grupo dejará de controlar más de 1.000 kilómetros de autopistas entre los años 2019 y 2021

La concesión de la autopista Cádiz-Sevilla (AP-4) será una de las tres que perderá el grupo Abertis en toda España. La concesión de la autopista Cádiz-Sevilla (AP-4) será una de las tres que perderá el grupo Abertis en toda España.

La concesión de la autopista Cádiz-Sevilla (AP-4) será una de las tres que perderá el grupo Abertis en toda España. / pascual

Comentarios 2

El presidente de Abertis, la compañía que gestiona más autopistas de pago en todo el territorio español, entre ellas la AP-4 (Cádiz-Sevilla), se posicionó ayer a favor de extender el peaje a toda la red de autovías del país, en consonancia con lo que indican las directivas de la Unión Europea y al igual que han hecho ya otros países europeos.

Durante la junta de accionistas de Abertis celebrada ayer en Madrid, Salvador Alemany instó a aprovechar el debate que el Gobierno pretende abrir en torno a las autopistas para plantear extender el cobro de peaje a toda la red de autovías. "Nos encontramos ante el momento inaplazable en el que hay que afrontar un debate maduro para definir un modelo viable, sostenible y socialmente equitativo para la financiación, el mantenimiento y la gestión de las infraestructuras que el país necesita", argumentó Alemany.

Para el presidente de Abertis, la "solución" debería pasar por extender de forma "armónica y equitativa" el pago por uso "a toda la red de autovías de alta capacidad" del país. Asimismo, transmitió la "voluntad" de este grupo empresarial para "colaborar con las administraciones públicas en la búsqueda de propuestas que mejor satisfagan las necesidades de la sociedad y formar así parte de la solución".

Estas reflexiones de Alemany se producen en un momento en el que, por un lado, el Gobierno central quiere cerrar un pacto de Estado en torno a las autopistas, por otro los partidos de la oposición demandan la gratuidad de todas estas carreteras de alta capacidad y, en el otro extremo, hay grupos empresariales que van a dejar de controlar muchos kilómetros de autopista.

Éste es el caso del grupo Abertis, que en los próximos años, entre 2019 y 2021, tiene que afrontar el vencimiento de tres concesiones de autopistas en España, que suman un total de 1.008 kilómetros de vías de pago y cuyo plazo de concesión el Gobierno ya ha anunciado que no se va a renovar.

Estas tres autopistas representan casi las dos terceras partes (el 64%) del total de 1.559 kilómetros de vías de pago que la compañía gestiona en España, y suponen además el 60% del total de la red del país, lo que ratifica a Abertis como el principal gestor de autopistas.

La compañía afronta además el vencimiento de estas vías mientras actualmente está pendiente de las negociaciones abiertas entre ACS y Atlantia para hacerse con su control conjuntamente.

Durante la junta de accionistas del grupo, su nuevo primer ejecutivo, José Aljaro, indicó que la empresa cuenta con sendos fondos de provisiones para atender los eventuales desperfectos de estas autopistas con el fin de devolverlas "en perfecto estado" al MInisterio de Fomento.

La primera concesión que vence y la primera que Abertis deberá devolver al Estado serán a finales de 2019. Se trata de las dos autopistas que gestiona Aumar, sociedad concesionaria integrada en Abertis: la AP-4 (Cádiz-Sevilla) y la AP-7 (Tarragona-Alicante), que suman en total 468 kilómetros de vías de pago.

Además, en 2021 concluye el plazo de concesión de Acesa, que explota 479 kilómetros de pago en Cataluña. Ese mismo año, Abertis también tendrá que devolver al Estado los 66 kilómetros que Invicat gestiona en otras dos autopistas catalanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios