Provincia

La provincia está al final de la cola en España en esperanza de vida

  • Los hombres con 78 y las mujeres con 80 están dos años por debajo de la media nacional

Un día de paseo en una calle de Chiclana. Un día de paseo en una calle de Chiclana.

Un día de paseo en una calle de Chiclana. / sonia ramos

El Instituto Nacional de Estadística ha trasladado a números oficiales lo que ya adelantaban muchos estudios médicos: en la provincia se vive muy bien pero también se muere antes. Determinadas enfermedades son más habituales entre los residentes gaditanos, aunque ésta siga siendo una de la provincias más pobladas del país, fundamentalmente al disfrutar durante años de una alta tasa de natalidad.

El informe del INE se centra en la esperanza de vida de los españoles, con datos referidos a 2016. Este año en España los hombres tenían una esperanza de vida de 80 años de edad, una de las más altas del mundo; las mujeres, por su parte, superaban con creces esta edad hasta llegar a los 85 años.

El cambio social de los últimos años ha modificado la edad media de los padres

Frente a estos datos, la provincia de Cádiz se quedaba con 78 años de edad en lo que se refería a la esperanza de vida en los hombres y de 83 años en el caso de las mujeres. En el caso masculino, sólo Ceuta estaba por debajo de Cádiz, con 78 años de media, mientras que en Huesca estaban apenas unos meses por debajo que las gaditanas.

Atendiendo a los datos de hace una década, en 2006 la esperanza de vida de los hombres en nuestra provincia se situaba en los 76 años de edad, mientras que las mujeres llegaban a los 82.

En su análisis sobre la población española, el Instituto de Estadística incluye también las tasas de natalidad y de mortalidad, con datos nacionales y provinciales.

En cuanto a la natalidad, la tasa bruta a nivel nacional, en 2016, se sitúo en el 8,79, mientras que en la provincia gaditana se mantenía más elevada, con un 9,46. Sin embargo, se está produciendo un significativo descenso de casi tres puntos en apenas una década, pues en 2006 la tasa bruta de natalidad en Cádiz alcanzaba la cifra del 12,44.

Es significativo constatar cómo se ha ido retrasando la llegada del primer hijo entre las parejas gaditanas. Hace cuarenta años, el primogénito o primogénita llegaba con una media de edad de la pareja de 24 años. Treinta años más tarde, ya había que esperar a los 28 años y ahora, en el último ejercicio con datos oficiales, 2016, el primer hijo o hija llega con 29 años, y casi al filo ya de llegar a la treintena.

Este envejecimiento se encuentra directamente relacionado con la profunda evolución que ha experimentado la sociedad española: la llegada con fuerza de la mujer al mercado de trabajo, la crisis económica que en diversos periodos de estos años ha retrasado la salida de la familia de los jóvenes, la búsqueda de un empleo o la capacidad para encontrar una vivienda.

Los datos que ofrece el INE no se extiende por las distintas poblaciones del país, salvo en el caso de las capitales. Así, en Cádiz y durante el primer semestre de 2016 se cuantificaron 352 nacimientos, siendo febrero el mes con menos partos (46) y el de marzo el que más (66). En el conjunto de las capitales españolas sólo hay once con menos nacimientos que los producidos en este periodo en Cádiz.

En cuanto a las defunciones, en estos seis meses se consignaron en la capital 684 muertes, destacando el mes de enero con 180 frente al de abril con 87 defunciones. En el conjunto nacional hay 21 capitales con menor número de fallecimientos que en Cádiz ciudad.

El INE tiene pendiente publicar a lo largo de este mes los datos de población referidos a las 8.000 localidades de todo el país. Ahí se verá también el envejecimiento o no de cada ciudad en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios