Provincia

Otro rescate en la Garganta Verde

  • Un equipo de 70 personas participa en la búsqueda de dos espeleólogos de Chiclana que estuvieron ilocalizados desde el sábado tras adentrarse en la ruta de la Sierra de Grazalema

Parte del equipo de rescate durante las lábores de búsqueda ayer en la Garganta Verde. Parte del equipo de rescate durante las lábores de búsqueda ayer en la Garganta Verde.

Parte del equipo de rescate durante las lábores de búsqueda ayer en la Garganta Verde. / cpbc

Tras 24 horas de incertidumbre, hubo final feliz. Dos espeleólogos que se adentraron en la Garganta Verde el sábado por la mañana fueron rescatados ayer por la tarde por efectivos de un amplio dispositivo de búsqueda que se desplegó en la zona con bomberos, Guardia Civil, agentes de Medio Ambiente y expertos espeleólogos. Los dos hombres, del Club de Montaña Chiclana y con años de experiencia, se habían refugiados después de que uno de ellos sufriera un pequeño accidente que les impidió seguir la ruta prevista. Era el segundo rescate del fin de semana en esta zona de la Sierra de Grazalema. La madrugada del sábado se localizaba con síntomas de hipotermia a un vecino de Algodonales y ayer, también a salvo, se encontraba a los dos expertos barranquistas, que fueron trasladados al hospital de Villamartín para ser examinados.

Atrás quedaba una intensa jornada que tuvo en vilo a sus familiares y amigos durante todo un día. En concreto, los dos hombres entraron sobre las once y media de la mañana del sábado en esta zona, del término municipal de Zahara de la Sierra, y sobre las siete de la tarde un contacto en el exterior dio aviso después de que no regresaran en el tiempo estimado, con lo que activó la búsqueda, instalándose un puesto de mando avanzado en un centro educativo del referido municipio. Efectivos de Infoca y Guardia Civil corroboraron que sus vehículos estaba en el lugar próximo a la Garganta Verde y a las nueve de la noche se activaba a Bomberos del Consorcio de Málaga, Unidad de Montaña de Guardia Civil del de Álora (Málaga) y a personal de Espeleosocorro de Sevilla. Todos se reunían para valorar la situación y se decidía posponer la búsqueda a la mañana del domingo debido a las peligrosas condiciones del barranco por la carga de agua. Conocidos de los desaparecidos les apuntaron que son expertos en este tipo de actividades y se esperaba que estuvieran refugiados en el interior de la Garganta Verde.

Los bomberos rescataron el sábado a un hombre también perdido en la zona

Finalmente, fueron encontrados en la zona de Abrevaderos, en la salida del barranco, sobre la seis y media de la tarde de ayer. Miembros del Grupo de Rescate en Montaña del Consorcio hacían oír sus silbatos mientras avanzaban y los espeleólogos los oyeron y comenzaron a gritar, estableciendo así contacto con ellos. Según explicó la Comandancia de la Guardia Civil, uno de los dos sufrió un pequeño accidente, golpeándose un pie y en el rostro, lo que les impidió seguir con el descenso, por lo que se resguardaron en una zona de este popular barranco, de potente caudal, donde el nivel del agua no subió por la tregua que dio la climatología.

Tras ser localizados, un helicóptero de la Guardia Civil movilizado para la ocasión pudo acercarse al emplazamiento, aprovechando una antigua era, y a través de un ciclo de grúa pudo sacar a los dos hombres del improvisado refugio. Los rescatados estaban colgados de una pared, en la margen izquierda de la garganta.

Un dispositivo compuesto por hasta setenta efectivos participaron en las labores de búsqueda y rescate de los dos espeleólogos de Chiclana. El equipo del Grupo de Rescate en Montaña del Consorcio de Bomberos y bomberos de Ubrique y de Ronda (Málaga), un equipo del Grupo de Rescate (GREA) de la Guardia Civil de Álora (Málaga), así como de Granada, Agentes de Medio Ambiente y miembros de la Federación Andaluza de Espeleología. También colaboraron con ellos un cabrero de la zona Pepe Millán y un escalador de Zahara, Gaspar Pino.

Hasta el lugar se desplazaron en la mañana de ayer el subdelegado del Gobierno, Agustín Muñoz; el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Juan Luis Belizón, el delegado territorial de Medio Ambiente, Ángel Acuña, y el alcalde de Zahara de la Sierra, Juan Nieto. Los representantes públicos dijeron que las familias de ambos hombres permanecieron informadas a lo largo de la jornada sobre las labores que se iban desarrollando.

No era la única actuación en la Garganta Verde este fin de semana. El Grupo de Rescate en Montaña de los Bomberos estuvo toda la madrugada del sábado buscando un vecino de Algodonales, de nacionalidad inglesa y de 51 años, que salió a recorrer la zona el viernes y que fue localizado ya de madrugada en una cornisa con síntomas de hipotermia.

El enclave natural de la Garganta Verde cuenta con paredes de 200 metros y tramos angostos de unos cinco metros de anchura, con lo que los equipos de rescate tuvieron ayer que ir realizando rapel por sectores para buscar a los dos montañeros.

La zona cuenta con mucho caudal estos días por la incesante lluvia caída ya que la Sierra del Pinar converge en la zona, según algunas fuentes informadas. Desde un primer momento, los equipos de rescate albergaron la esperanza de encontrar con vida a los dos espeleólogos porque sabían de su amplia experiencia. Son expertos en cuevas y ríos y miembros del Club de Montaña Chiclana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios