Provincia

"No sólo no vamos a subir impuestos sino que vamos a intentar bajarlos"

  • La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, clausura la Cádiz Tax Global Meeting y alerta: "Estamos a la cola en ingreso público"

María Jesús Montero y el presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), Javier Sánchez Rojas, ayer en la clausura de la TGM. María Jesús Montero y el presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), Javier Sánchez Rojas, ayer en la clausura de la TGM.

María Jesús Montero y el presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), Javier Sánchez Rojas, ayer en la clausura de la TGM. / JULIO GONZÁLEZ

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, afirmó ayer que el Gobierno no sólo no prevé subir los impuestos sino que tratará de bajarlos pero alertó acerca de la dificultad de alcanzar las cotas de bienestar y justicia social de otros países si persiste una situación: la de que España, dijo, "sigue estando a la cola en ingreso público". Montero clausuró ayer en la capital gaditana la primera edición de la Cádiz Tax Global Meeting y allí, ante expertos y asistentes a un debate sobre estrategias de fiscalidad, dio pistas sobre la hoja de ruta gubernamental en esa materia y puso sobre la mesa algún dato poco conocido, anotó, pero "muy significativo". Por ejemplo, que estamos en resultados de beneficios de las grandes empresas como estábamos en 2007 y, sin embargo, la recaudación fiscal está a la mitad desde 2007. "Teniendo los mismos beneficios, estamos a la mitad de ingresos fiscales", remachó.

"No sólo no vamos a subir los impuestos ni a las clases medias ni a la clase trabajadora ni a las pymes ni a los autónomos sino que vamos a intentar bajarlos", dijo la ministra a los periodistas antes de participar en el acto de clausura de la TGM. "De hecho", añadió, "una de las medidas que exploramos es que las pymes bajen dos puntos su fiscalidad cuando están facturando menos de un millón de euros. Son las empresas que han resistido peor durante la crisis porque no tenían músculo financiero y, por tanto, tenemos que tener la capacidad de reconocer que aquellos que han sobrevivido han aportado un valor añadido al crecimiento de este país".

"Los beneficios de las grandes empresas, como en 2007; la recaudación, a la mitad desde 2007"

Luego, ya en su intervención en la clausura de la TGM, María Jesús Montero reflexionó sobre la percepción que tiene la mayor parte de la gente de la calle acerca de cómo es la fiscalidad en España y lo alejada que está de la realidad.

Las últimas encuestas del CIS, dijo la ministra, ponen de manifiesto que los ciudadanos creen que no todos contribuimos según la justicia social y según nuestra capacidad. La gente de la calle, explicó, refleja en los sondeos de opinión que tiene la percepción de que no pagan más quienes más tienen (hasta un 86% lo piensa) y considera que se cargan las tintas de la fiscalidad en la clase media y en la clase trabajadora.

Y, sin embargo, señaló Montero, España sigue estando a la cola en ingreso público. "Es una realidad que tenemos que contar y decir. Si aspiramos a tener un país de primera en estado de bienestar o de justicia social, de combate contra las desigualdades, tenemos que tener también una fiscalidad homogénea con los países de nuestro entorno".

La ministra explicó que los ingresos públicos en España representan únicamente el 38,6% de nuestro PIB. "Estamos en torno a 7 puntos por debajo de la media de la zona euro y muy por debajo de los países nórdicos, que han sido siempre ejemplos del estado del bienestar; o de Italia y Grecia, que superan el 47% del PIB". Entonces, ¿en España se pagan muchos impuestos?, preguntó Montero. "La respuesta, según la estadística, sería contundente: no. Pero si se lo preguntásemos a los ciudadanos ahora en la puerta, probablemente la respuesta sería que en España se pagan muchos impuestos".

¿Y el gasto público? ¿Es excesivo? La ministra explicó que el gasto público en España está al 26,8% del PIB, muy por debajo de la zona euro, que se encuentra en el 31,7%. ¿Gastan mucho las administraciones en España?, preguntó Montero. "La respuesta es: no. Es decir", afirmó, "que ni hay una mayor presión fiscal ni se gasta mucho".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios