Provincia

Los yanitos necesitarán otro carné para conducir en España si hay Brexit duro

  • Reino Unido advierte de que si sale de la UE sin negociación, sus ciudadanos tendrán que adquirir un permiso internacional de conducción

  • Los británicos no lo piden para su territorio

Colas para salir de Gibraltar, junto al aeropuerto. Colas para salir de Gibraltar, junto al aeropuerto.

Colas para salir de Gibraltar, junto al aeropuerto. / erasmo fenoy

Si la negociación del Brexit se cierra sin acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea algo tan cotidiano como que un gibraltareño conduzca en territorio español puede tener complicaciones. En la actualidad un ciudadano español o británico puede circular sin problemas en cualquiera de los 27 países que conforman la unión, pero una vez que se consume el divorcio la situación quedaría complicada porque los ciudadanos británicos necesitarían un permiso internacional de conducción para poder circular al otro lado de la Verja.

Fuentes cercanas a la negociación que mantienen España y Reino Unido aseguran que este es uno de los puntos que genera más controversia porque, de no llegar a un acuerdo, se limitaría la fluidez de la Aduana, uno de los puntos marcados por el Gobierno español para no perjudicar a los trabajadores españoles de Gibraltar.

El Gobierno británico asegura que trabaja para no tener que llegar a esta situación

El caso de que finalmente no se llegue a un acuerdo, la situación sería muy complicada en las fronteras terrestres del Reino Unido -en el Eurotúnel con Francia y con Irlanda- y de Gibraltar, ya que según los 28 documentos técnicos que fueron publicados por el Gobierno del Reino Unido el pasado jueves, los conductores británicos, y por tanto gibraltareños, podrían ser rechazados en las fronteras o enfrentarse a acciones legales si no han obtenido los documentos correctos antes de la llegada. La revisión de la documentación también causaría importantes retenciones a ambos lados de la Aduana, ya que los policías tendrían que mirar uno a uno cada vehículo. Además, podrían verse imposibilitados para alquilar automóviles o tomar un seguro sin este permiso internacional.

Según el documento sobre los permisos de conducción emitido el pasado jueves por el Departamento de Transporte del Gobierno británico, el Reino Unido no requiere que los conductores visitantes tengan un permiso internacional de conducción y que el Brexit no cambiará la situación. "Los titulares de licencias de la UE pueden conducir con su licencia hasta que expire, o hasta que cumplan 70 años o hasta tres años después de venir a vivir en el Reino Unido", señala esta documentación.

El permiso internacional de conducción es necesario para poder conducir temporalmente por el territorio de países que no sean miembros de la Unión Europea y que no hayan adoptado el modelo de permiso previsto en los Convenios de Ginebra o Viena. Se compone de una cubierta o cartulina de color gris en forma de tríptico y 16 páginas, en donde, en diferentes idiomas (español, alemán, inglés, francés, italiano, portugués, árabe y ruso), constan los datos personales del titular y de los permisos que posee. Este tipo de permiso tiene una validez de 1 año. En España cuesta 10,30 euros y en Reino Unido, 5,50 libras (6,18 al cambio). En territorio británico puede adquirirse en 90 oficinas de correos y por internet en dos empresas privadas, pero si se produce un Brexit duro, el Gobierno lo facilitaría en 2.500 sucursales.

Aunque el Gobierno británico asegura que trabaja para llegar a una negociación, ya se está preparando para el hipotético caso de que la salida de la UE se realice sin acuerdo. El documento que publicó el jueves el Departamento de Transporte del Ejecutivo de Reino Unido señala que intentará negociar "un acuerdo global con la UE para cubrir el reconocimiento e intercambio continuo de licencias del Reino Unido después de la salida". "En caso de que no logremos un acuerdo integral, también buscaremos acuerdos con países individuales de la UE. El Reino Unido ya tiene varios de estos acuerdos con países no pertenecientes a la UE, incluidos Australia, Canadá y Nueva Zelanda. Los países de la UE tienen sus propios acuerdos similares con terceros países. Sin embargo, no podemos garantizar que tengamos acuerdos individuales con todos los estados de la UE antes del día de salida en caso de no llegar a un acuerdo", recoge el documento.

Desde el Gobierno británico insisten en que no es su intención que los conductores británicos necesiten documentación adicional para conducir en Europa, pero la Comisión Europea dijo el mes pasado que no reconocería un permiso de conducir emitido por el Reino Unido en caso de que se produzca un Brexit sin acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios