Inmunología

Contaminación y 'vida moderna' disparan el alcance de las alergias

  • El 'Libro de las enfermedades alérgicas' pone a disposición del público la información especializada sobre una "auténtica epidemia no infecciosa en el siglo XXI".

Las alergias se han convertido en una "auténtica epidemia no infecciosa en los países desarrollados en el siglo XXI", recalca el Libro de las Enfermedades Alérgicas, recién publicado por la Fundación BBVA y la Fundación de la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica). Como apunta el codirector de la obra José Manuel Zubeldia, especialista del madrileño Hospital Gregorio Marañón, este problema de salud mundial se sitúa ya entre las seis patologías más frecuentes; alcanza al 20% de la población, sobre todo en países industrializados; y aumentará a medio y largo plazo.

En España, donde su incidencia se ha duplicado en 15 años, afecta a una de cada cuatro personas.Las alergias son fruto de "procesos multicausales" en los que se combinan la predisposición genética y los factores ambientales y climáticos, señala Zubeldia. Y el también alergólogo Tomás Chivato, del madrileño Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla, precisa en el primer capítulo tales causas, empezando por el "modo de vida occidental" con sus hábitos perjudiciales -alimenticios, tabáquicos, sedentarios-, siguiendo por el "efecto invernadero de las ciudades y la contaminación", y acabando por la "teoría de la higiene", que favorece que el sistema inmunitario se 'equivoque' de enemigo; al no hallar bacterias o parásitos a los que combatir, lo hace contra sustancias inocuas como los pólenes de gramíneas o las heces de los ácaros del polvo doméstico.

En ese sentido, remacha el experto, "las alergias serían un 'tributo' exigido por el desarrollo sociosanitario". Y pone como ejemplo el caso de los inmigrantes, que "desarrollan alergia respiratoria a los dos o tres años de residir en nuestras ciudades". La polución ambiental tiene más peso que los otros factores como desencadenante, como recalca Ignacio Jaúregui, alergólogo del bilbaíno Hospital de Basurto, al considerar que "la contaminación es devastadora para las alergias". La polución, aclara, puede fragmentar las partículas de polen, que al ser más pequeñas son inhaladas de forma más profunda. Y a eso se suman las partículas de la combustión de los motores diésel, que producen proteínas de emisión rápida más alergénicas. Aunque no hay datos tan claros, también el cambio climático parece contribuir al proceso.

La obra ya está disponible en la web de la Fundación BBVA -también lo estará en la de la SEAIC-, en un formato de preguntas y respuestas para hacerla accesible al público, mejorar su educación para la salud y favorecer su autocuidado. Como recordó Zubeldia en la presentación, se analizan exhaustivamente todo tipo de alergias, desde la rinoconjuntivitis y rinitis alérgica (motivo del 50% de las consultas de la especialidad) y el asma bronquial (75% de origen alérgico), hasta las alergias a alimentos (sobre todo a la leche de vaca y los huevos, y que alcanzan al 7%-8% de la población infantil), pasando por la alergia a fármacos (7%-13% de prevalencia).

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios