5ª semana en el O2 Centro Wellness El Perchel

Diario de una puesta a punto

  • Una alteración del sistema nervioso puede proyectarse en lumbares y cervicales

Querido diario: Iba muy bien encaminada en mi operación puesta a punto tras cuatro semanas de duro y eficaz entrenamiento. Pero mi punto débil me ha jugado una mala pasada. Frenada en seco de mi carrera de fondo para conseguir darle forma a mi malograda musculatura por culpa de una contractura cervical que le ha dado por aparecer cuando ya empezaba a ilusionarme con mi notable avance y todo por culpa del estrés.

Eso me dijo mi fisioterapeuta del centro O2 Wellness El Perchel de Málaga, Miguel González. Mis problemas de espalda y el ejercicio físico de las últimas semanas no parecen haber sido la razón de tan inoportuna dolencia. "Es importante mantener el sistema nervioso en equilibrio porque es el que regula el organismo y un exceso de estrés suele proyectar en algunas personas en lumbares y en cervicales", aseguró. Y en mi caso siempre es en el trapecio derecho.

Para rebajar la aceleración que esta semana ha sufrido mi sistema nervioso he tenido la suerte de probar una máquina para mi completamente desconocida y con nombre de superhéroe americano. Se llama Magneto y su función es la de reducir la actividad nerviosa mediante la emisión de unas ondas magnéticas que actúan en las células oxigenándolas y favoreciendo su regeneración. Una experiencia increíble que espero volver a repetir.

Pero antes de que la contractura cervical me obligará a bajar el ritmo y a mi entrenadora personal del centro O2 Wellness, Macarena Aragón, a modificar el programa que me tenía preparado esta semana para seguir aumentando la fuerza y el volumen, sobre todo, de esos flácidos músculos que tengo por brazos, conseguí un hito histórico en mi trayectoria deportiva. Increíble fue la palabra usada por mi entrenadora cuando logré hacer tres series seguidas de flexiones de pecho. Yo tampoco lo creía y menos después de haber completado una clase de 45 minutos de ciclismo indoor sin rechistar.

Eso es señal, al menos quiero creerlo así para motivarme aún más de lo que estoy, de que mis brazos siguen cogiendo fuerza a buen ritmo en un hecho casi inédito. Gracias, Macarena.

Pero en general sigo trabajando la tonificación de gran parte de los músculos gracias a combinar ejercicios en la power plate -esa plataforma que vibra y que es tan recomendada para reactivar la circulación, ayudar a eliminar la grasa y la celulitis- y las gomas llamadas body tube con la que se trabaja muy bien espalda, hombros y brazos según la posición del ejercicio.

Por culpa de mi dolor cervical, el resto de la semana he tenido que hacer un trabajo más pasivo y centrarme en caderas, glúteos, abdomen y lumbares, que no me viene nada mal. Me ha ayudado bastante una máquina llamada Gravity y que permite hacer ejercicios de pilates tan aconsejables para fortalecer abdomen y espalda. Esta semana vuelvo a la carga, contractura casi superada.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios