Salud y Bienestar

Dispositivos para lograr mejor atención sanitaria

  • Expertos en informática advierten que esta ciencia está cada vez más involucrada en los procesos asistenciales del paciente, desde la historia clínica electrónica hasta la prescripción de medicamentos

La creciente demanda social de estar informados, y la cada vez más sofisticadas posibilidades de los sistemas de salud, conforman una de las fuerzas principales en la tendencia hacia la personalización de la práctica médica.

Óscar Pastor, director del Centro de Investigación en Métodos de Producción de Software de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), aseguró en el Congreso Español de Informática que "vamos hacia un nuevo modelo asistencial en el que la informática médica adquiere un papel fundamental. Hoy nadie cuestiona que nos esperan cambios trascendentales, que la asistencia cambiará radicalmente y la informática será un agente clave para hacer efectivo ese nuevo modelo".

Para este experto el principal cambio que trae la informática es la medicina especializada y personalizada. "No se trata de establecer un hito puntual. Estamos ante un proceso evolutivo, que ya ha comenzado, que creo que es irreversible y que va a cambiar de forma evidente y la radical la asistencia sanitaria durante los próximos años. Yo hablaría desde ya hasta dentro de diez años. Y desde ya porque hay prestaciones en algunos centros incluso cercanos de nuestro entorno en los que, por ejemplo, el tratamiento de la quimioterapia como solución a ciertos cánceres sólo lo realizan si después de hacer un estudio genético se tiene la constancia de que dicho tratamiento va a ser efectivo".

Por su parte Juan Miguel García-Gómez, profesor e investigador del Grupo de Informática biomédica (Ibime) del Instituto Itaca-UPV, señala como la informática está involucrada cada vez más en los procesos asistenciales de salud, desde la historia clínica electrónica hasta la prescripción de medicamentos y el análisis de señales biomédicas.

Desde Ibime están llevando a cabo una la línea de investigación sobre "Sistemas de ayuda a la decisión médica", en la que trabajan con médicos para analizar los datos de los pacientes, con el objetivo de ayudar a un mejor diagnóstico, pronóstico, tratamiento y alerta de situaciones adversas de los pacientes. "Las investigaciones más recientes están orientadas a la aplicación directa de métodos de aprendizaje automático en ciertos problemas médicos como algunos diagnósticos de enfermedades oftalmológicas, cáncer (como tumores cerebrales), ayuda a la terapia de personas con depresión o enfermos de alzhéimer", explica García-Gómez, quien destaca algunos de los beneficios que pueden obtenerse con este sistema. "En el caso de la diabetes se puede intentar monitorizar al paciente para evitar efectos adversos asociados a su enfermedad crónica; en la depresión se puede asistir al terapeuta para un tratamiento continuado; y también se puede conseguir un pronóstico de depresión postparto a través de formularios y predisposición genética".

Otros ejemplos de aplicaciones tecnológicas con fines sociosanitarios los encontramos en la Cruz Roja, desde donde promueven a través de la Fundación Tecnologías Sociales (TECSOS) varios proyectos en curso que se ajustan a este perfil. En primer lugar cuentan con TELPES, enmarcado dentro de la línea Ciudadanía Digital del Plan Avanza puesta en marcha por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, cuyo objetivo es la inclusión social de las personas sordas y con discapacidad auditiva facilitando su acceso a los servicios de teasistencia.

E-informa (con contenidos multiplataforma para personas mayores y cuidadores), SocialTV para 3G (que ofrece el desarrollo y pilotaje de un punto de encuentro a través del televisor o el Protocolo de Asistencia SOS son otros ejemplos. Sin embargo, el director del voluntariado, Carlos Capataz, destaca un dispositivo para la localización de los pacientes con deterioro cognitivo, que está diseñado para aquellas familias que quieren que la persona siga teniendo cierta movilidad en su entorno, pero de forma segura. Entre las usos que ofrece señala la posibilidad de localizar al paciente si un familiar detecta que no está en casa, de acotar las zonas de peligro o de establecer una alerta si supera una velocidad determinada.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios