Salud y Bienestar

España no consigue reducir la incidencia del cáncer colorrectal

  • Muchos países industrializados lograron disminuir sus tasas de mortalidad atribuibles a esta enfermedad en la segunda mitad del siglo XX · España aún se mantiene como una excepción

Existen grandes contrastes geográficos de la incidencia del cáncer colorrectal en el mundo. Un nuevo estudio analiza las causas de estas desigualdades a partir de las tendencias españolas entre 1951 y 2006 en relación con ciertos consumos cambiantes: menor consumo de tabaco, alcohol, carnes rojas y procesadas y fomento del ejercicio físico frente al sedentarismo. Los resultados, publicados en el European Journal of Cancer Prevention, muestran que la mortalidad por el cáncer colorrectal ha aumentado entre 1951 y 2000 en hombres y mujeres. El dato optimista a subrayar es que, desde entonces y hasta 2006, el número de muertes se ha estabilizado en varones y ha descendido en mujeres.

"Durante la segunda mitad del siglo XX, muchos países industrializados han disminuido sus tasas de incidencia y mortalidad y, en algunos casos, países con tasas más altas que España en el pasado presentan ahora valores más bajos. El fenómeno más llamativo es el aumento imparable de la incidencia en varones y mujeres", explica a SINC Luis María Béjar, autor principal del estudio e investigador de la Universidad de Sevilla. El cáncer colorrectal es el segundo tumor de mayor incidencia y mortalidad en España tras el de pulmón en varones, y el de mama en mujeres.

En 2006, murieron en España 13.101 personas por cáncer colorrectal, el 12,9% del total de muertes por cáncer durante aquel año. Varios factores de exposición asociados al comportamiento explican estas tendencias, sobre todo, el consumo de tabaco y el alcohol. "En España, el consumo per capita de cigarrillos en el periodo 1960-2006 presenta un firme aumento hasta finales de los  80, seguido de un importante descenso en los años posteriores y de una estabilización del consumo a partir de finales de los 90, detalla Béjar. "Como en muchos países, el precio de los cigarrillos en relación con los ingresos ha sido determinante de su consumo. Pero se ha producido un inexplicable retraso por parte de los gobiernos autonómicos y estatales a la hora de adoptar medidas legislativas para incrementar los impuestos sobre el tabaco", comenta el experto.

La evidencia científica obtenida a partir de un extenso número de estudios epidemiológicos muestra que el tabaquismo incrementa el riesgo de desarrollar pólipos colorrectales y cáncer colorrectal. Hoy la fracción de cáncer colorrectal atribuible al tabaquismo en la población se sitúa entre el 12 y el 21%. Por otro parte, el consumo de alcohol aumenta hasta comienzos de los años ochenta seguido de un periodo de lento decrecimiento. Los datos disponibles en España muestran que durante el periodo 1951-2006 la prevalencia de grandes consumidores de alcohol fue mayor entre los hombres. No obstante, los autores apuntan que España tiene uno de los precios medios relativos del alcohol más bajos en el oeste de Europa, y que su consumo ha permanecido como uno de los mayores en el mundo durante las últimas décadas.

"La relación de riesgo entre el consumo de alcohol y el cáncer colorrectal es patente en hombres y mujeres, con una relación dosis-efecto, sobre todo si el consumo excede de 30 gramos al día", explican los expertos. Según la investigación, la fracción de cáncer colorrectal atribuible al consumo de alcohol en la población es del 0,9% en mujeres y 5% en varones.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios