Salud y Bienestar

Fiestas sin atracones

  • Es posible realizar menús navideños sanos y poco calóricos · Los expertos aconsejan no variar los horarios de las comidas y utilizar pescado como plato principal

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo) recuerdan a los ciudadanos la importancia de cuidar la alimentación durante las fiestas navideñas y tener en cuenta las calorías que se consumen ya que, por ejemplo, tomarse un pacharán es lo mismo que comerse tres mazapanes, ya que en ambos casos se aportan 240 calorías. Así lo aseguran en un documento presentado recientemente con motivo de la campaña Disfruta de la Navidad sin aumentar de peso. Come sano y cuida tu cintura, en el que animan a los ciudadanos a modificar los menús navideños a fin de hacerlos más saludables.

De este modo, recuerdan que una porción del 'tradicional' roscón de Reyes tiene 250 calorías, más que un dedo de turrón (200), el doble que un polvorón (120 calorías) y lo mismo que hasta cinco copas de vino blanco (50 calorías por copa).

Además, con la intención de hacer "menos calóricos" los menús navideños, proponen sustituir los canapés por un plato de verdura, poner pescado al horno como plato principal y optar por fruta natural en lugar de escarchada a la hora del postre. Así, aseguran que si al comer tres langostinos se prescinde de la mahonesa la aportación calórica se reduce en 90 calorías, mientras que en el caso del plato principal, una lubina a la sal tiene la mitad de calorías que el tradicional pavo relleno (206 frente a 516), aunque se coma la misma cantidad. Según destacó el presidente de la SEEN, Tomás Lucas, durante la presentación de esta campaña, en España está aumentando en los últimos años la incidencia del sobrepeso y la obesidad, en parte porque los ciudadanos se han "apartado de la dieta mediterránea", insistiendo en el "serio problema que supone ante las diversas enfermedades asociadas, tanto cardiovasculares como respiratorias e incluso cáncer". De este modo, y ante los excesos alimenticios que se producen durante las fiestas navideñas, SEEN y Seedo abogan por cambiar lo menos posible los hábitos de alimentación, mantener una regularidad horaria para las comida y practicar 30 minutos de ejercicio físico diario, ya que así se puede "compensar las calorías extras de las comidas navideñas". Además, insisten en "no dejar de tomar fruta", evitar los picoteos y las salsas industriales, sustituyéndolas por otras caseras a base de hortalizas, hierbas aromáticas, yogures desnatados o vinagretas.

empacho

Una de las dolencias más frecuentes de la época navideña son los empachos derivados de comidas y cenas copiosas acompañadas, generalmente, de dulces y bebidas alcoholicas. "Si presentamos dolor de estómago, sensación de pesadez, ardor acompañado de acidez e incluso vómitos, estamos ante los síntomas de un empacho", explica el director general de la Asociación para el Autocuidado de la Salud, Rafael García Gutiérrez. Lo mejor para evitar llegar a esta situación es comer despacio y masticar bien los alimentos, no comer en exceso, evitar abusar de las carnes y grasas y sustituirlas, siempre que sea posible, por verduras o alimentos ricos en fibras. Además, añade "si un día nos hemos excedido con la comida o la cena, debemos procurar comer sano y ligero al día siguiente para limitar el trabajo de nuestro organismo". Si aún así nos vemos afectados por un empacho, el farmacéutico probablemente recomiende analgésicos y antiácidos, además de sueros de rehidratación oral.

Etiquetas

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios