Salud y Bienestar

"Mejorar los centros de salud y los hospitales es mi principal objetivo"

  • María Jesús Montero. "En la Junta han disminuido otros departamentos para no afectar a Salud, que tiene el 33% del presupuesto". La consejera de Salud reconoce que hay que mejorar las listas de espera y servicios hospitalarios, y hacer eso compatible con la investigación biomédica y nuevos retos. Asume que es necesario ser más eficientes en tiempos de crisis. Y dice que Griñán escucha a los ciudadanos.

HA sido confirmada en su cargo de consejera de Salud, como se esperaba. María Jesús Montero nos recibe en el edificio central del SAS, en Sevilla, situado en la avenida de la Constitución, frente a la Catedral, que se divisa por los balcones. La puerta está rodeada por sillas de Semana Santa.

-Se puede decir que usted es herencia de Chaves, pero ha seguido en dos gobiernos de Griñán…

-Sí, es el segundo Gobierno de Griñán en que cuenta conmigo, y además ya había trabajado antes con él, cuando era consejero y vicepresidente. Me siento muy contenta de estar en su equipo. El presidente es una persona brillante, que tiene el proyecto de Andalucía y del partido en su cabeza, y por eso era necesario que tuviera los instrumentos para concretarlo.

-Usted se ha quedado por lo menos como estaba…

-El presidente tenía claro que el proyecto sanitario requiere que se complete la legislatura. Tenemos una apuesta de continuidad.

-¿En qué se basa ese proyecto sanitario?

-Es un momento importante, no sólo por la dotación de servicios, sino por hacer del sistema sanitario un sistema del conocimiento, que obliga a fomentar la investigación y trabajar conjuntamente con empresas y universidades. A eso se está poniendo atención y recursos, pese a la crisis. Y por otra parte, una faceta del sistema sanitario es que evoluciona desde la prestación de servicios a los pacientes a una organización que también les garantiza sus derechos.

-¿Qué retos esperan en los dos años de legislatura que faltan?

-Ya se ha aprobado la Ley de Muerte Digna, que traslada una nueva tarea al sistema sanitario y obligará a poner los medios, también para hacer posible algo que me parece muy importante, como son los cuidados paliativos en domicilios. El entorno del domicilio va a tener una parte de la atención sanitaria, que será un reto. Y también seguiremos la apuesta por la investigación biomédica, que no sólo ayudará a resolver problemas de salud, sino que además forma parte del proyecto de Andalucía Sostenible.

-¿El pacto de la reforma sanitaria será eficaz?

-Hubo un debate para buscar consenso. No es casualidad que los servicios sanitarios, que están descentralizados, estén entre los mejor valorados en Andalucía y otras comunidades. El pacto servirá para compartir problemas, y aprovechar la suma para cooperar y para comprar más barato. También para tener un calendario vacunal común, que es lógico, y para compartir información y conocimiento. Y eso sin olvidar que cada territorio define sus políticas sanitarias.

-¿A la Consejería de Salud no le afecta la crisis?

-El presidente Griñán, al igual que Zapatero, ha dicho que la crisis no supondrá un recorte de las políticas sociales. Nos gustaría tener más ingresos, pero no hay recortes, mientras que otros departamentos han disminuido para no afectar a Salud, que tiene el 33% del presupuesto. Hay programas de otras consejerías que ayudarán a que Educación crezca y que Salud y Dependencia se mantengan.

-Pero deben ajustarse el cinturón.

-Es nuestra obligación ser eficientes en el gasto. Cuando una consejería gestiona 10.000 millones de euros tiene la obligación de rendir cuentas a los ciudadanos y ajustar las partidas presupuestarias, con la reducción de costes.

-¿Se debería reducir más el gasto en medicamentos?

-Sí. El gasto en medicamentos tiene dos componentes. Uno es competencia ministerial, que tiene que ver con los medicamentos que se autorizan en España y los precios. Ahí nos jugamos una gran parte de costes en el presupuesto, porque el 25% corresponde a factura farmacéutica. El segundo componente es hacer un uso adecuado en la prescripción. En Andalucía se obtienen mejores resultados que en otras comunidades. En políticas farmacéuticas hemos ahorrado 300 millones de euros, y eso afecta al bolsillo de los ciudadanos.

-¿La deuda con los proveedores del SAS es una deuda histórica?

-Hay que partir de que los sistemas sanitarios tienen más gastos que los presupuestados, y eso genera un déficit crónico que obliga a ingresos adicionales; pero en los servicios públicos, como Salud, hay que seguir trabajando…

-Pero los proveedores, si no cobran, pueden quedar asfixiados.

-En el caso concreto de los proveedores, en 2009 se hizo un gran esfuerzo de liquidación de deudas por parte del SAS. El problema era la demora en los pagos y los plazos se acortaron. Así la factura más antigua era de 4/5 meses previos a la liquidación de la deuda. Pero durante 2009 no hubo tantos ingresos y eso ha retrasado los pagos. Ahora la antigüedad en el retraso es de 6/7 meses, aunque hay algunas de un año, o año y medio. Uno de los criterios que se sigue es precisamente el de la antigüedad de la deuda y el tamaño de la empresa, para pagar antes a los que tienen menos capacidad financiera.

-Los servicios hospitalarios han mejorado, pero son mejorables.

-Ésa es la principal tarea que tiene la Consejería de Salud. Aunque quizá lo más mediático tiene que ver con intervenciones muy complejas y espectaculares, hay que mejorar en el día a día de los centros de salud y los hospitales. Hay que identificar márgenes de mejoras, que los hay, trasladar una organización más personalizada, aportar indicadores de calidad y que los profesionales se sientan reconocidos en sus méritos y se valoren sus esfuerzos. Y habrá nuevos requerimientos, como el papel de la enfermería.

-¿Van a cambiar mucho las funciones de la enfermería?

-Hay que atender a una población cada vez más envejecida y el colectivo de enfermería debe jugar un papel más importante. Tenemos una oportunidad con Bolonia, que da un año más de formación para la enfermería. Tenemos los mejores enfermeros de Europa. Se trata de establecer actividades innovadoras y dar otras que no tenían, entre ellas la prescripción segura de medicamentos en ciertos casos.

-¿Se pueden reducir más las listas de espera?

-Se puede y se debe. Los ciudadanos nos dicen que se debe mejorar la personalización en la atención. Eso supone dar citas por la tarde, que no tengan que desplazarse en trámites burocráticos, recoger medicamentos en farmacias si el médico no debe verlo... Y nos demandan mejorar en listas de espera, no sólo quirúrgicas, sino también de consultas externas, aunque en Andalucía se ha dado un paso de gigante con el compromiso de que hubiera atención privada si no se cumplían unos tramos máximos en la atención pública, con el objetivo de cumplirlos. Actualmente para los procedimientos que tienen garantías de 180 días tenemos una media de espera de 57 días, y para los de 120 días la espera media es de 52 días, aunque hay patologías que se operan en 30 días.

-Vuelvo a la política. ¿Griñán ha cambiado el Gobierno andaluz por las encuestas?

-El cambio de Gobierno andaluz se hizo porque el PSOE está en la calle. Los ciudadanos demandan cambios en la forma de hacer políticas. El distanciamiento entre los ciudadanos y los políticos no es bueno para la democracia. Hay que favorecer la participación. En Andalucía la no participación sólo favorece a los partidos de derecha, que a veces la provocan, pero a la izquierda le perjudica.

-¿Por qué no ha querido ser candidata a la Alcaldía de Sevilla?

-No era un problema de querer ser candidata. Con independencia de la disponibilidad, y de lo que decidan quienes toman esas decisiones, los políticos debemos saber ubicarnos. Pienso que mi lugar estaba en el Gobierno andaluz y que hay otros compañeros con más liderazgo para la Alcaldía de Sevilla. Es una cuestión de honestidad, y de dónde te ves.

-¿Ve bien a Juan Espadas para la Alcaldía de Sevilla?

-Puede ser un magnífico candidato. Es uno de los consejeros con los que he tenido mejor sintonía, pero eso depende del partido. Estoy convencida de que el PSOE ganará las municipales, y también de que la gestión de Monteseirín como alcalde ha sido magnífica, pese a las críticas interesadas.

-¿A qué aspira en el futuro?

-No tengo perspectiva de ser nada, porque no tengo asignaturas pendientes. Sí espero seguir en lo público, poner mi formación y mi trabajo al servicio de los ciudadanos. Me gusta contribuir a que el mundo sea mejor, sin que resulte pretencioso.

1. ¿Qué aficiones nos puede destacar?

-Desde que estoy en este cargo dedico el 90% de mi tiempo al trabajo. No es retórica, sino que me critico a mí misma por eso, porque entiendo que la conciliación de las mujeres es muy necesaria. Pero me gusta leer, ir al cine, sobre todo pasear con mis hijas y también con mis amigos… Soy una persona bastante normal.

2. ¿Le gusta el fútbol?

-Me gusta el fútbol y todos los deportes en general. Me gusta verlo y disfruto viendo partidos. Además, como soy del Barça, disfruto más, porque juega muy bien. En mi familia hay sevillistas y béticos, pero yo me hice del Barça por el baloncesto, que es mi deporte preferido. También me gustan el tenis, la Fórmula 1…

3. ¿Se ha vacunado alguna vez desde que es consejera de Salud?

-Sí, contra la gripe normal, pero no me vacuné contra la gripe A porque no estaba en grupo de riesgo. No tengo problemas para las vacunas, aunque no soy adicta a los medicamentos, ni para mí ni para mis hijas, sólo en casos necesarios.

4. ¿Qué opina de las terapias alternativas?

-Me llaman la atención. Una de mis amigas se dedica a la homeopatía y hablamos de eso. Es un mundo poco explorado, a veces con métodos no muy científicos, más vinculados a las creencias y los valores. En determinadas enfermedades puede aliviar, pero no hay que tomarlas como algo contrapuesto a la Medicina. Hay problemas de regulación del ejercicio profesional.

5. ¿Le gusta vestir a la última moda?

-Me gusta vestir según mi estilo, y me gusta incorporar cosas de la moda a mi estilo. Yo soy de las que opina que vestirse bien contribuye al bienestar personal, y estoy atenta a lo que veo por la calle. También es verdad que algunas chicas llevan prendas que yo no me pondría, por mi edad y porque no me irían bien. Me compro ropa en Hoss y en Missey, también en Zara, o en Blanco. Voy combinando.

6. ¿Hay que prohibir fumar en todos los bares y restaurantes?

-Hay que ser equilibrados para que quienes respetaron la ley y pusieron en marcha medidas de adaptación en sus negocios no se sientan perjudicados. Sí se deben preservar los espacios no contaminados de humo en la hostelería.

7. ¿Dónde se iría en una escapada romántica?

-A Venecia. Tengo muchas ganas de ir, por eso lo digo. Pero yo asocio más lo romántico al momento y al día. Se puede tener una velada romántica en un restaurante de carretera, sin necesidad de viajar lejos, si en ese momento tienes una actitud romántica y estás con la persona adecuada.

8. Es la única consejera sevillana. ¿Le gusta más la Semana Santa o la Feria?

-La Feria. La Feria me gusta mucho. Me gusta la convivencia, su estética, estar con los amigos que en otro caso quizá no verías… Yo me visto de flamenca. La Semana Santa la respeto y procuro que mis hijas la conozcan, pero también me voy algún día a la playa, aunque este año no he podido.

9. ¿Cuáles son los tres médicos que más admira?

-El doctor Rocha, que es el secretario general de Calidad, y es un médico brillante. El doctor Gutiérrez, actual gerente del SAS, que es cirujano maxilofacial. El doctor Cuello, que es un compañero del Hospital Virgen del Rocío... Por decir tres, porque hay muchos más a los que admiro.

10. ¿Cuál ha sido su día más feliz?

-Quizá los días en que nacieron mis dos hijas… La maternidad te hace feliz. Pero yo soy más dada a los momentos felices que a los días felices. Disfruto los momentos. Intento ser optimista, positiva y tener buen humor.

Tags

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios