Salud

Perspectivas en el tratamiento del carcinoma hepatocelular y renal

  • La llegada de tratamientos antiangiogénicos ha permitido aumentar la supervivencia y cambiar el curso natural de algunas patologías oncológicas

Actualmente existe especial interés en aquellos tratamientos que ya han demostrado su eficacia contra dianas moleculares específicos. Actualmente especialmente en el carcinoma hepatocelular, determinados antiangiogénicos han demostrado tener un papel importante. Estos fármacos impiden la angiogénesis de las células tumorales. Es decir, cortan el riesgo sanguíneo a estas células impidiendo así su proliferación. Sevilla acogerá el jueves y el viernes de la semana que viene el Symposium Bayer en Inmunología Clínica, conocido como Basic.

Según explica el coordinador de esta reunión, Luis Paz-Ares, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Virgen del Rocío en Sevilla, "se trata de un foro destinado a investigadores jóvenes, a médicos que han obtenido recientemente su especialidad para ofrecer una puesta al día de la situación y abordaje de determinados tumores".

En opinión de este experto, las células renales y hepáticas han demostrado ser bastante idóneas para ser diana de los angiogénicos, y demostrar cómo la alteración genética afecta a la vía de señalización celular de la angiogénesis. Por ello, dos sesiones de la reunión Basic abordarán el carcinoma de células renales y el carcinoma hepatocelular. "Ahí determinados tratamientos, como sorafenib, que han cambiado el curso de la historia natural de la enfermedad". Es un agente antitumoral que forma parte del grupo de los inhibidores de la tirosina cinasa , cuya cabeza de serie es el imatinib, actuando sobre dichos enzimas, que están acoplados a multitud de receptores celulares. Como tal, sorafenib inhibe la proliferación, angiogénesis y progresión a metástasis tumoral en diferentes líneas celulares cancerosas. El cambio producido por la utilización de este tratamiento ha aportado nuevas perspectivas en el abordaje de la enfermedad y el pronóstico de los pacientes. "Hemos conseguido cambiar la supervivencia, mejorar la calidad de vida o evitar intervenciones innecesarias", explica Paz Ares.

Según explica el especialista del hospital Virgen del Rocío, la indicación más establecida es el tratamiento del hepatocarcinoma, aunque se investiga en distintos ensayos su potencial para el tratamiento de otros tipos de cáncer. De hecho, desde ese mismo hospital, Luis Paz-Ares es el investigador principal de un estudio que analiza la viabilidad de este fármaco en el tratamiento del cáncer de pulmón. Este ensayos se encuentra actualmente en fase III, etapa de los estudios con medicamentos en la que se obtiene una mejor perspectiva de la relación entre seguridad y eficacia.

Por otro lado, la reunión abordará otras perspectivas en procesos oncológicos, como pulmón o tiroides. Además se realizarán tororías sobre a prevención y el manejo de efectos adversos de estos tratamientos así como experiencias en la práctica clínica de casos de carcinoma hematocelular y el de células renales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios