Psicología

Salir a pasear puede ser un hábito útil contra la depresión

  • Un estudio equipara su efecto con otras formas más enérgicas de ejercicio físico.

Investigadores de la Universidad de Stirling, en Escocia, aseguran que una simple caminata tranquila puede ser un componente importante a la hora de combatir algunos síntomas de la depresión, un trastorno mental que afecta a una de cada diez personas a lo largo de su vida.

Así se desprende de una revisión de ocho estudios con un total de 341 pacientes publicada en la revista Mental Health and Physical Activity, con la que han tratado de corroborar el papel que puede jugar la actividad física como parte del tratamiento de esta dolencia. Los autores del informe sostienen que "caminar es una intervención efectiva de la depresión" y tiene un efecto similar a otras formas más enérgicas de ejercicio físico.

Sin embargo, según han explicado en declaraciones a la BBC recogidas por Europa Press, la ventaja de caminar es que "la mayoría de personas puede hacerlo fácilmente, genera poco o ningún coste económico y es relativamente fácil de incorporar a la rutina diaria". Para el profesor de la Universidad de Exeter Adrian Taylor, el ejercicio es una distracción de las preocupaciones, lo que da una sensación de control y libera hormonas del "bienestar".

No obstante, todavía debe investigarse esta potencial terapéutico del tradicional paseo ya que, según apuntan, todavía hay preguntas abiertas sobre la duración y la rapidez en que se debe hacer ese ejercicio, además de si ha de realizarse en lugares cerrados o abiertos.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios