tribuna de opinión

Visibilizar la enfermedad

  • 400 nuevos casos de Leucemía Linfocítica Crónica al año en Andalucía

Visibilizar la enfermedad

Visibilizar la enfermedad

La leucemia linfática crónica (LLC) es el tumor hematológico más frecuente en nuestro país y representa casi el 30-40% de todas las leucemias. Actualmente en la comunidad andaluza se estima que el número de nuevos casos diagnosticados al año se debe situar en torno a los 400.

Tradicionalmente la LLC ha sido considerada como una enfermedad de personas mayores pues el riesgo de desarrollarla aumenta con la edad y suele diagnosticarse a partir de los 65 años, aunque uno de cada cuatro casos se presenta en pacientes menores de 55. A diferencia de otros tumores en los que han sido identificados factores de riesgo que favorecen su desarrollo, en el caso de la LLC no se dispone de ninguno reconocido por lo que no es factible actuar sobre la prevención de esta enfermedad hematológica. Por este motivo es muy importante un correcto diagnóstico, identificar bien los datos biológicos que determinan su pronóstico y elegir el tratamiento que proporcione el máximo beneficio al enfermo.

La ausencia de factores de riesgo conocidos hace imposible la prevención

En el momento del diagnóstico la mayoría de los pacientes son asintomáticos y de hecho, a uno de cada cuatro se le detecta la enfermedad a través de analíticas rutinarias indicadas por otros motivos. Inicialmente el paciente es vigilado sin tratamiento para conocer el comportamiento de la enfermedad. En esta fase, el paciente se encuentra normal o como mucho con mayor predisposición a presentar infecciones generalmente no graves. En cambio, en aquellos casos en los que la enfermedad adopta un comportamiento agresivo, el paciente debe recibir tratamiento. Hace apenas 20 años sólo se sabía que la LLC era una enfermedad con un comportamiento heterogéneo porque unos pacientes permanecían asintomáticos y sin datos de actividad, y otros progresaban muy rápidamente, no respondían al tratamiento y podían alcanzar una esperanza de vida de poco más de 2 años. Además, el tratamiento disponible generaba escasas respuestas que, por otro lado, eran de muy corta duración y los pacientes volvían a progresar a los pocos meses.

En los últimos años se ha producido un avance espectacular en el conocimiento científico de la LLC que se ha traducido en la disponibilidad de nuevos fármacos muy eficientes. Aunque el diagnóstico es relativamente fácil, la identificación de las diferentes variantes de la enfermedad es bastante más complejo, algo que solo está al alcance de pocos centros sanitarios.

Como buena parte de las enfermedades hematológicas, la LLC es poco conocida fuera del ámbito médico, por lo que a diferencia de otros tipos de tumores, carece del respaldo necesario a nivel social para animar y potenciar más la investigación de este tipo de neoplasias en nuestro país. Quizás por esta razón merezca destacar la puesta en marcha de la campaña 'Ganadores frente a la LLC', una iniciativa avalada por la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL), a través de la que se pretende dar visibilidad a la enfermedad y concienciar a la sociedad sobre su existencia.

Por otra parte, existe un creciente interés por el desarrollo de ensayos clínicos para conocer la mejor aplicabilidad de fármacos o combinaciones de ellos en diferentes escenarios de la enfermedad. Si bien algunos centros de nuestra comunidad disponen de los recursos necesarios para su desarrollo en otros, por desgracia, en la mayoría los recursos disponibles son escasos o inexistentes lo que no impide llevarlos a cabo gracias al esfuerzo desinteresado de los profesionales que ven en ellos un claro beneficio para sus pacientes.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios