Día Mundial de la Menopausia

Vivir la menopausia como un momento vital

  • La menopausia es una etapa más de la fisiología normal de la mujer, no una enfermedad.

  • Las mujeres en esta etapa deben seguir una alimentación equilibrada, lo que contribuye a mantener un buen estado de salud

La menopausia es una etapa más de la fisiología de la mujer. La menopausia es una etapa más de la fisiología de la mujer.

La menopausia es una etapa más de la fisiología de la mujer.

La menopausia es un momento de la vida de la mujer caracterizado por el cese de la menstruación y que inicia una etapa de la vida que se conoce como climaterio. Esta etapa representa la transición entre el período fértil y la vejez. A pesar de no ser una enfermedad, provoca en la mayoría de las mujeres síntomas molestos que alteran su calidad de vida y su dinámica social y laboral.

Hoy en día hay, según el doctor Nicolás Mendoza, presidente de la AEEM, Asociación Española para el Estudio de la Menopausia, a ese respecto "existe un amplio abanico de tratamientos a disposición de los y las profesionales de la salud. Las mujeres en esta etapa tienen muchas opciones terapéuticas para mejorar su calidad de vida en estos años. También hay mayor disponibilidad de cursos de formación y mayor interés profesional en las cuestiones relacionadas con la salud en la menopausia. Lo observamos desde la AEEM, por la gran asistencia de profesionales a los cursos de formación que organizamos todos los años en diferentes provincias".

Un concepto que ha cambiado

Durante décadas, la menopausia se ha entendido como un signo de decrepitud para las mujeres, una pérdida de fortaleza al finalizar su innata capacidad reproductiva. Actualmente, relata el doctor Mendoza, "la sociedad comprende que solo es una etapa de cambio. Antes se pensaba que tener la menopausia era signo de vejez; sin embargo, hoy la mujer que ha pasado la menopausia puede encontrarse en la mejor época de su vida.

Socialmente, el concepto "menopausia" ha cambiado respecto al de hace no más de 50 años: la mujer entonces no trabajaba fuera del hogar, tenía una labor centrada exclusivamente en el control de la vida familiar y vivía la menopausia de otra forma. Hoy el papel de la mujer es totalmente distinto, a esa edad muchas están en su mejor momento vital y es de esperar que pasen un largo período de tiempo en la etapa posmenopáusica".

Para la mayoría de las mujeres, continúa, "los periodos menstruales se detendrán lentamente con el tiempo. Durante este tiempo, los periodos se pueden dar con un intervalo más estrecho o más amplio. Este patrón puede durar de uno a tres años. Se podría decir que la menopausia se completa cuando una mujer no ha tenido un periodo durante un año”.

Investigaciones sobre la menopausia

Desde la AEEM potencian continuamente todo tipo de labor investigadora que pretenda mejorar la atención a las mujeres durante este ciclo. La AEEM, aclara el doctor Mendoza, dispone, de hecho, "de una Red de investigadores (Red de Investigación en Menopausia) conectados para ello. Ejemplos de líneas de investigación son: "la elegibilidad de la terapia hormonal", "eficacia y seguridad de terapias no hormonales", "diagnóstico y prevención de la osteroporosis", "mejora de la salud vaginal", etc. Existen también varias líneas de investigación relacionadas directamente con la salud sexual, una de las facetas poco consideradas y más afectadas en las mujeres durante y después de la menopausia".

"La menopausia se completa cuando una mujer no ha tenido un periodo durante un año"

Tratamientos para la menopausia

Existen múltiples alternativas terapéticas para las mujeres que tiene alguna afección provocada por la menopausia. La terapia escogida en cada caso, explica el doctor, "dependerá de las características propias y las necesidades de cada mujer. Escogiendo una terapia a medida, la fiabilidad puede decirse que está asegurada".

La inmensa mayoría de las terapias son farmacológicas, pero también están como tratamientos alternativos las terapias naturales. "Hay una rama de la Farmacología y la Medicina -apunta- destinada al estudio de estas. Las principales terapias naturales en menopausia se centran en el papel de las isoflavonas, cuya estructura química les permite actuar en los mismos lugares que los estrógenos, supliendo en parte su papel cuando han disminuido durante la menopausia".

Las isoflavonas, prosigue, "actúan sobre el sistema nervioso central y los vasos sanguíneos, aliviando los sofocos. Además de las isoflavonas existen otros remedios vegetales que pueden ser útiles y que se deben usar según criterio médico. La fitoterapia se ha convertido en una herramienta más para ofrecer atención integral y personalizada durante la etapa climatérica. No obstante, las plantas medicinales también se consideran fármacos y, como tales, deben respetarse las indicaciones del prospecto y tomarse siempre bajo supervisión médica".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios