Semana Mundial de la Inmunización La pandemia es una oportunidad para mejorar la cobertura vacunal

  • Expertos abordan la importancia de recuperar la confianza en las vacunas con motivo de la Semana Mundial de la Inmunización, que se celebra desde hoy hasta el próximo 30 abril

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna contra la covid-19.

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna contra la covid-19. / Rodrigo Sura / EFE

Antes de la pandemia, la pérdida de confianza en las vacunas ya era uno de los retos de salud de la OMS, a la altura de las resistencias antimicrobianas o de enfermedades como ébola. La actual crisis sanitaria es, o debería ser, una oportunidad para recordar la importancia que tienen las mismas para salvar vidas. Sin embargo, las decisiones erráticas de los Gobiernos a nivel internacional y, sobre todo, la confusa comunicación sobre las mismas, han provocado una nueva ola de desconfianza ante las que son uno de los principales motivos de que hayamos aumentado nuestra esperanza de vida. Solo detrás del agua potable, según los expertos.

Estas son algunas de las ideas que se han puesto de manifiesto en la presentación de la campaña: ‘InmUNIDAD, sin unidad no hay inmunidad’, una iniciativa de la compañía biofarmacéutica MSD, junto a otras 52 entidades.

La idea clave es que la inmunidad solo existe si la vacuna es de acceso universal, es decir, no vuelven a existir contagios provenientes de otros países y alcanzamos una inmunidad colectiva, para lo cual todo el mundo debe haberse inoculado la misma. Así lo exponía Federico Martinón-Torres, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago.

Es importante dejar clara la relación positiva entre el riesgo y el beneficio

La cuestión es que ahora todo el mundo habla de las vacunas como si fueran expertos. Sin embargo, el pediatra recuerda que este año son muchas más las personas las que se han vacunado de la gripe, por ejemplo, y casi ninguna ha sentido la necesidad de saber la composición exacta de la vacuna, como ocurre con las vacunas para el Covid-19. Hay más gente interesándose y queriendo conocer sobre las vacunas, y eso es bueno, el problema es que existe una infoxicación sobre las mismas. “Tener dudas es lo normal”, insiste el experto, como con cualquier acto médico como realizar o no una cirugía o tomar una medicación, pero después de dejar que el experto nos informe tomamos mucho mejor la decisión. “Por eso es importante dejar clara la relación riesgo beneficio de las vacunas”.

En este sentido, Martinón-Torres insistía en que las noticas sobre posibles efectos secundarios lo que hacen es confirmar que la información sobre las vacunas es transparente y que los sistemas de farmacovigilancia funcionan. Pero no hay que perder la perspectiva. “Al igual que si un coche combustiona espontáneamente entendemos que es algo raro que pocas veces ocurre y seguimos usando el coche”. De esta forma, remarcaba que “lo importante es que estamos comprobado que las vacunas funcionan, ya no en un ensayo clínico, sino en la práctica clínica real, esto es lo que tenemos que tener en cuenta”.

Otra idea que se quería dejar clara es que este no es sino el inicio. A este respecto se pronunciaba Raúl Ortiz de Lejarazu, consejero científico del Centro de Gripe de Valladolid. “Esto solo es el inicio de lo que luego puede ser una estrategia de vacunación, cuando no se produzcan olas pandémicas.” Es por ello que los expertos concluían que quizás no solo esta, sino las posteriores campañas de vacunación contra la COVID, sean una buena oportunidad para que las personas actualicen su calendario vacunal y mejorar la cobertura poblacional. Y es que las vacunas no son solo cosa de niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios