Salud

Las algas son una excelente fuente de fibra, minerales y fitonutrientes

  • Protagonistas de muchos platos asiáticos, suponen un complemento muy útil para lograr una dieta variada

Desde la antigüedad, las algas han formado parte de la dieta tradicional de las comunidades costeras. Hoy en día siguen siendo muy populares en Asia Oriental, especialmente en Japón, China y Corea, pero no tienen mucha aceptación en Europa. Recientemente, las algas han despertado el interés general por ser un alimento muy nutritivo con numerosos beneficios para la salud.

Según recoge el último boletín publicado por el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación, un estudio ha analizado los niveles de nutrientes presentes en varias algas marinas comestibles, comparando una porción típica (8 gramos de alga seca) con una ración diaria recomendada y con alimentos comunes. Así, las algas son ricas en minerales y en oligoelementos que absorben del mar. El calcio y el hierro tienden a acumularse en mayores niveles en las algas que en las plantas terrestres.

También proporcionan grandes cantidades de yodo, que es esencial para el funcionamiento del tiroides. No obstante, el Instituto federal alemán para la evaluación de riesgos ha emitido una advertencia sobre ciertas variedades de algas con niveles excesivos de yodo y recomienda establecer unos límites máximos seguros para los productos de toda la Unión Europea que las contengan. Además, las algas pardas pueden acumular metales pesados como el arsénico.

Las algas son ricas en fibras solubles como los alginatos, la carragenina y el agar que apenas se digieren en el intestino y contribuyen a aumentar la sensación de saciedad. Los alginatos y la carragenina de las algas también se utilizan para mejorar la textura y la estabilidad de ciertos alimentos procesados (como las salchichas o los croissants). Si bien los extractos de fibra de algas pueden tener un cierto potencial adelgazante, las algas probablemente tengan un efecto similar al de la fruta y la verdura en cuanto a la sensación de saciedad (y al control del peso). Una porción de 8 gramos de algas secas aporta alrededor de la octava parte de cantidad de fibra que requiere a diario un adulto, que es similar a la cantidad que aporta un plátano. Las algas contienen cantidades muy pequeñas de grasa y algunas variedades son ricas en proteínas. Muchas de ellas contienen niveles de aminoácidos esenciales similares a las legumbres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios