Día Mundial del Alzhéimer

Siete consejos para prevenir el Alzhéimer

  • No existen blindajes contra el alzhéimer, de momento. Sin embargo, sí es posible alejar la posibilidad de padecer esta enfermedad neurológica con hábitos que aumentan el bienestar y que mantienen en forma la actividad cerebral

La amistad y la felicidad favorecen la función cerebral y ayudan a reducir el riesgo de padecer alzhéimer. La amistad y la felicidad favorecen la función cerebral y ayudan a reducir el riesgo de padecer alzhéimer.

La amistad y la felicidad favorecen la función cerebral y ayudan a reducir el riesgo de padecer alzhéimer.

Comentarios 1

Evitar el alzhéimer es el objetivo al que quieren llegar las instituciones de todo el mundo que están volcadas en la investigación de esta enfermedad, un tipo de demencia que afecta a 46 millones de personas en todo el planeta, según datos de ADI (Alzheimer’s Disease International), una de las instituciones más importantes dedicadas a su investigación. 

Desde 2015, han surgido diez millones de casos nuevos, una media de uno cada tres segundos. Los esfuerzos de la medicina y la investigación se topan con un grueso muro en constante crecimiento alimentado, fundamentalmente, por el envejecimiento poblacional.

ADI estima que si se mantiene esta tendencia, en 2050 habrán más de 130 millones de personas con alzhéimer en el planeta.

Encontrar una cura es uno de los grandes retos de la salud pública a nivel internacional y existen investigaciones, algunas muy cercanas como las que desarrollan el neurocirujano Andrés Lozano o el científico José López Barneo, que han ayudado enormemente a saber más sobre los orígenes de las enfermedades neurodegenerativas. "En pocos años, asegura López Barneo, será posible curar el alzhéimer o, al menos, reducir su agresividad".

Mientras llega ese momento, sigue siendo sumamente complejo y difícil abordar la enfermedad en edades avanzadas de la vida. Por ello es tan importante recurrir a la prevención a través de hábitos que mejoren el funcionamiento cerebral y mermen así el riesgo a padecer alzhéimer.

El envejecimiento poblacional es una de las causas del aumento progresivo del alzhéimer. El envejecimiento poblacional es una de las causas del aumento progresivo del alzhéimer.

El envejecimiento poblacional es una de las causas del aumento progresivo del alzhéimer.

Múltiples estudios de rigor científico basados en estrategias de prevención poblacional señalan que la vida saludable podría reducir hasta un 40% los casos de alzhéimer, o al menos retrasar el debut clínico de la enfermedad. Entre los consejos se encuentran rodearse de amigos, leer o ser feliz.

Hábitos que reducen el riesgo de padecer alzhéimer

  1. Muévete. La actividad física regular (andar, correr, nadar...) propicia el mantenimiento de la función cognitiva, algo que ayuda a retrasar del comienzo de la enfermedad de alzhéimer.
  2. Sal con los amigos. Mantener vinculaciones sociales positivas que favorezcan la autoestima también está demostrado que propician la buena función cerebral.
  3. Estudia, lee y pon tu mente a prueba. Muchos estudios han demostrado que la formación y la educación mantienen más tiempo despierta la actividad cerebral. Actividades como la lectura, la asistencia a conferencias, participar en juegos de mesa, entre otras muchas opciones, suponen un menor riesgo de deterioro cognitivo y de demencia, si se realizan con asiduidad.
  4. Cuida de tu corazón. Afecciones cardiovasculares (hipertensión arterial, hipercolesterolemia, enfermedades cardíacas...), así como consumir tabaco y padecer diabetes son factores cruciales en el deterioro mental asociado a la edad. Está demostrado que los síntomas cognitivos en personas con alzhéimer se agravan en personas con riesgos vasculares.
  5. Una alimentación de 10. Los antioxidantes, el omega 3 y vitaminas como la C y la E son los ingredientes que mejor nos pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer la enfermedad. Todos ellos están muy presentes nuestra apreciada dieta mediterrénea.
  6. Pescado sí, grasas no. Algunos estudios han constalado que tomar pescado al menos una vez por semana reduce un 60% del riesgo de alzhéimer. Las grasas saturadas y de cobre incrementan, por contra, el deterioro cognitivo.
  7. Bye, bye tristeza. Aléjate de los sentimientos negativos y de las situaciones que te producen tristeza o nostalgia porque la propensión a la aflicción acelera el deterioro cognitivo. En este terreno, además, se mueve la depresión, una enfermedad que se asocia a la pérdida de neuronas en el hipocampo y en otras regiones cerebrales. Por lo tanto, procura ser feliz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios