Salud y Bienestar

Un 10% de la gente con sobrepeso ha recurrido a las dietas 'milagro'

  • Especialistas en endocrinología y nutrición subrayan el riesgo asociado para la salud y su escasa utilidad a largo plazo.

Según la doctora Ana Zugasti, especialista en Endocrinología y Nutrición, médico adjunto de la Sección de Nutrición y Dietética Clínica del Complejo Hospitalario de Navarra, "las dietas milagro son un riesgo para la salud y se pueden volver en contra del paciente por el efecto rebote y posibles complicaciones en las comorbilidades que presente el paciente con obesidad". Sin embargo, se estima que un 31% de los españoles que han sufrido obesidad ha seguido algún tipo de dieta milagro .

Así se ha puesto de manifiesto durante el último Congreso Nacional de Endocrinología y Nutrición, en el que el sobrepeso y la obesidad ha sido uno de los temas más analizados. En este sentido, más de cinco millones de personas en España padecen obesidad y 15 millones pesan más de lo que deberían. Entre el 30 y 35% tiene obesidad abdominal. Algunas de las dietas heterodoxas más famosas son la Dieta Ornish, muy pobre en grasas, Dieta del Dr. Atkins, pobre en carbohidratos y rica en grasas, Dieta de la Zona, puramente hiperproteica, Dieta de Montignac, disociada, entre muchas otras. Según la doctora Zugasti, "se trata de dietas promovidas, en la mayoría de los casos, por personas ajenas a la medicina y cuentan con escaso o nulo aval científico. Además, suelen ponerse de moda porque las realizan personas famosas, favoreciendo su rápida divulgación por Internet". Por el contrario, una dieta eficaz es aquella capaz de conseguir una pérdida de peso segura y sostenible a largo plazo y que tenga consecuencias positivas sobre las enfermedades asociadas y los factores de riesgo, como por ejemplo la diabetes o la hipertensión arterial.

En relación a las dietas hiperproteicas o bajas en carbohidratos, podrían ser una solución alternativa en el tratamiento de la obesidad, "siempre y cuando la distribución de macronutrientes se haga de manera adecuada, aunque solo se dispone de datos de eficacia a corto plazo, de 6 a 12 meses", explica esta experta. "Además, hasta el momento, los ensayos clínicos demuestran que lo que marca la diferencia en la pérdida de peso no son las manipulaciones en las proporciones de los macronutrientes sino las diferencias en la ingesta energética".

Tags

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios