Salud y Bienestar

La inmunoterapia se consolida en el tratamiento del asma alérgica

  • A diferencia de las opciones terapéuticas habituales, la denominada 'vacuna' de las alergias logra eliminar los síntomas y cambiar el curso de la enfermedad.

La inmunoterapia es un procedimiento médico que tiene un origen similar al de las vacunas y que consiste en la administración repetitiva de una sustancia alergénica a un paciente sensibilizado a la misma. En su fase inicial, que puede durar varias semanas, se administran dosis crecientes y en su fase de mantenimiento dosis fijas del alergeno, a intervalos de 2,3 o 4 semanas durante 3 a 5 años. Este procedimiento intenta lograr la tolerancia del agente causal de la enfermedad alérgica. A diferencia de los tratamientos clásicos contra el asma, que alivian y controlar la enfermedad , en la inmunoterapia el objetivo es modificar el curso natural de la enfermedad alérgica, reduciendo la sensibilidad a los alergenos y en consecuencia evitando la aparición de los síntomas. Este procedimiento terapéutico se conoce desde hace un siglo; desde que Noon y Freeman lograran los primeros resultados de la inoculación profiláctica para la fiebre del heno en 1911.

Según explica Laureano Fernández Tavora, del Servicio de Alergología del Hospital Virgen del Rocío, Sevilla, "Hace 30 años, cuando iniciaba mi carrera profesional como alergólogo, teníamos una prevalencia de alergia de un 5 a 7 % de la población general, hoy esa cifra se estima en 22% y nos quedamos cortos". Existe otra diferencia cualitativa en relación con el peso de las alergias alimentarias, sobre todo las alergias por alimentos de origen vegetal.. En su opinión, la eficacia de la inmunoterapia para tratar la rinoconjuntivitis, el asma bronquial o la anafilaxia por picadura de avispa o abeja es "incuestionable", por la evidencia disponible. Alemania es de los países del mundo en que más se practica esta técnica, por encima de Francia, Estados Unidos o España.

Existen dos modos principales de administración: la vía subcutánea y la vía sublingual Actualmente en España las prescripciones de inmunoterapia por vía sublingual suponen alrededor de un 32% del total. Los extractos inmunoterapia se obtienen de la purificación y estandarización de las fuentes alergénicas, como pólenes, cultivo de ácaros, etc El extracto contiene una mezcla de alergenos valorados en unidades biológicas. Los extractos de calidad deben tener dosificados los alergenos mayoritarios (a los que reacciona mas de 50% de la población) y asegurar una concentración que tenga documentada su eficacia clínica. Las dosis bajas de estos alergenos hacen ineficaz el tratamiento.

En los últimos años han renacido antiguos procedimientos de inmunoterapia que emplean alergoides. Los alergoides son extractos químicamente modificados polimerizados con glutaraldehido. Esta modificación permite aumentar el margen de seguridad de la inmunoterapia y en consecuencia el uso de dosis mucho mas altas que los extractos convencionales. "El uso de alergoides está aumentando en nuestro país pues junto a su demostrada eficacia y seguridad aportan una gran comodidad en su aplicación." Estos extractos se utilizan pre-estacionalmente en los pacientes polínicos .

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios