Salud y Bienestar

El menor al que se ha cambiado de sexo sufría disforia de género desde los cinco años

  • La joven recibía tratamiento de apoyo psicológico desde hace más de tres años y se había sometido a un tratamiento hormonal.

El joven de 16 años al que se ha sometido a una operación de cambio de sexo en el Hospital Clínico de Barcelona sufría una disforia de género desde los cinco años, según ha explicado el doctor Iván Mañero, cirujano que realizó la intervención.

Mañero ha señalado que el menor, que fue operado tras haber recibido en noviembre la autorización judicial para esta intervención, "tenía una cabeza de mujer en un cuerpo que se desarrollaba como un hombre", y que desde hace muchos años padecía esta alteración mental que se conoce como disforia de género.

El juez autorizó esta operación de cambio de sexo en un menor de edad, la primera vez que ocurre en España, tras analizar informes forenses que se mostraban favorables a la intervención quirúrgica, y se llevó a cabo, según este cirujano, al haber un diagnóstico claro y darse todas las circunstancias para su realización, un buen estado físico, con la pubertad acabada y con un estado mental adecuado.

La operación, que fue costeada por los familiares del adolescente, se hizo hace un mes en Barnaclínic, un centro privado ubicado en el recinto del Hospital Clínic, que es el único centro público del país que cuenta con una unidad específica para tratar este tipo de disfunciones sexuales.

La joven, que se encuentra perfectamente y lleva una vida normal, estuvo en el quirófano unas dos horas y media y en este tiempo se le creó un espacio para dotarle de una vagina en el periné, que se recubrió con la piel del pene. Además, con un trozo de glande y los nervios dorsales del pene, que se extirpó en la intervención, se le construyó un clítoris "plenamente funcional y totalmente sensible" y se le cortó la uretra hasta dejarla como la de las mujeres, al nivel de la entrada vaginal. En la intervención también se eliminaron los testículos y con el escroto se reconstruyeron los labios mayores, hasta conseguir, según el doctor Mañero, una vagina como la de cualquier mujer. La menor recibía tratamiento de apoyo psicológico en el Clínico desde hace más de tres años y se había sometido a un tratamiento hormonal, un paso previo necesario para someterse a este tipo de intervención.

Para este cirujano, el hecho de que los síntomas de esta disforia de género suelan aparecer en edades tempranas "hace pensar que pueda ser una problema del nacimiento, que ahora se diagnostica con un test psiquiátrico, pero que quizá algún día se haga con un análisis de sangre o mediante otro tipo de prueba". Sobre la repercusión que ha tenido el hecho de que el paciente fuera un menor, el doctor ha puntualizado que "no hay ninguna diferencia entre operarse a los 16 o a los 18 años, siempre que el diagnóstico sea claro, y aunque cada caso es particular, operarse lo ante posible comporta más beneficios". También es importante el apoyo familiar que se ha dado en este caso, y que cada vez es más habitual. Ha insistido en que aunque la orden judicial autoriza la operación, no obliga a que se haga, y "siempre prevalece el criterio del médico".

El doctor Ivan Mañero ha realizado hasta ahora unas 500 intervenciones de cambio de sexo, y estima que cada año hace medio centenar de ellas, en los últimos años en Barnaclinic o en el Clínico.

Siete de casa diez personas que se someten a una intervención de reasignación de género, como llama este experto a esta cirugía, se da en hombres que se sienten mujeres, y actualmente más de una docena de pacientes está en seguimiento en el hospital Clínic, a la espera de ser operados.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios