Asistencia sanitaria

Uno de cada 18 pacientes adquiere una infección tras pasar por el quirófano

  • Un estudio analiza la prevalencia de episodios con datos de más de 1.000 hospitales en 30 países europeos. Portugal, Islandia, Dinamarca y España son los países más afectados.

Cada día, al menos, uno de cada 18 pacientes sufren una infección adquirida tras su paso por el hospital, lo que cada año supone que, de media, alrededor de 3,2 millones de personas se vean afectadas por sus consecuencias, según una encuesta realizada por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC).

El estudio, presentado este jueves, ha sido realizado sobre los datos de más de 1.000 hospitales en 30 países europeos, y proporciona la base de datos más completa sobre las infecciones asociadas a la salud y el uso de antimicrobianos realizada hasta la fecha en la Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de hospitales europeos.

"Las estimaciones del ECDC en un día determinado muestran que alrededor de 80.000 pacientes, es decir, uno de cada 18, en los hospitales europeos tienen al menos una infección asociada", señaló el director del ECDC, Marc Sprenger.

Con base en los resultados de la encuesta, observa que "las infecciones asociadas a la salud siguen siendo un importante problema de salud pública", por este motivo recomienda un aumento de la vigilancia de las infecciones nivel local, nacional y europeo, y mejorar la sensibilización sobre el posible desarrollo de infecciones asociadas por contacto en los profesionales sanitarios. Además, han incidido en la necesidad de luchar contra el desarrollo de la resistencia a los antimicrobianos.

"Muchas de estas infecciones podrían evitarse con la prevención de infecciones y programas de control, incluida la vigilancia de las infecciones nosocomiales. Tales programas, así como el uso prudente de los antibióticos, ayudará a todos los actores involucrados para proteger a los pacientes de los hospitales europeos", ha explicado.

Este tipo de infecciones sueles ser adquiridas por los pacientes durante su estancia en un hospital u otro centro de salud, la mayoría pueden tratarse con facilidad, sin embrago otras pueden afectar más gravemente a la salud del paciente, aumentando su estancia en el hospital y los costes hospitalarios, y causando una angustia considerable a estos pacientes.

Asimismo, se han identificado diferentes áreas donde se debe mejorar: apuesta por limitar el uso de antimicrobianos de amplio espectro; reducir la prolongación innecesaria de la profilaxis quirúrgica; un mayor control a la hora de cambiar la administración de antibióticos de modo parenteral a la administración oral; y, finalmente, mejorar las guías de recomendaciones sobre el uso de antimicrobianos en los pacientes.

Por países el porcentaje de pacientes afectados varió del 10,8% en Portugal -al cual le sigue Islandia, Grecia, Dinamarca y España (7,5%)- al 2,3% en Letonia. El estudio mostró que la prevalencia de las infecciones asociadas a la salud fue el más alto entre los pacientes ingresados en las UCI de estos hospitales, donde 19,5% de los pacientes se vieron afectados. Los tipos más comunes de infecciones asociadas a la salud en estas UCI fueron infecciones de las vías respiratorias e infecciones del torrente sanguíneo.

En general, de un total de 15.000 infecciones reportadas, los tipos más comunes fueron infecciones de las vías respiratorias (neumonía, el 19,4%; las vías respiratorias inferiores, 4,1%), infecciones quirúrgicas (19,6%) y las infecciones del tracto urinario (19,0%), infecciones del torrente sanguíneo (10,7%) y las infecciones gastrointestinales (7,7%).

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios