Biomedicina

Un pequeño paso para lograr tratar el linfoma de Burkitt

  • Un equipo del CSIC ha descubierto una proteína que puede ayudar a limitar la capacidad tumoral de las células.

Una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto que una proteína puede ayudar a limitar la capacidad tumoral de las células en el linfoma de Burkitt, una versión poco común de cáncer del sistema linfático. Afecta predominantemente a gente joven, descrita más frecuentemente en África central, aunque también lo ha sido en otras áreas del mundo. Se cree que la inmunidad deficiente provee un punto de entrada para una infección con el virus de Epstein-Barr.

El trabajo, publicado en la revista Leukemia, ha estudiado la variante esporádica de esta enfermedad, que es la más común en los países industrializados ya que, en ausencia de tratamiento, es mortal en pocos meses.

De este modo, se observó que las células tumorales presentan una expresión muy reducida de la proteína E2F4 y, al restituir su expresión a niveles normales, el equipo comprobó que las células perdían su capacidad tumoral. El investigador del CSIC Miguel Campanero, del Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols, ha explicado que las actuales terapias para esta enfermedad consisten en un uso muy agresivo e intensivo de la quimioterapia, asociado a efectos secundarios de toxicidad neurológica y hematológica, afecciones cardíacas e infertilidad.

Por ello, este hallazgo, según ha explicado este experto, "podría convertirse en un abordaje menos tóxico que los tratamientos actuales". De la misma forma, el diagnóstico de esta enfermedad se basa en diversas aproximaciones complementarias que, según el investigador del CSIC, "no siempre resultan completamente fiables".

En este sentido, el bajo nivel de expresión en E2F4, que no tiene lugar en el linfoma difuso de célula B grande y suele ser confundido con el de Burkitt, también podría utilizarse para mejorar el diagnóstico de esta enfermedad. El trabajo ha contado con la colaboración de investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncólógicas y del Hospital Marqués de Valdecilla (Cantabria).

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios