Salud

Los tratamientos de las varices aportan alivio pero no curan el problema

  • Las venas dilatadas en mujeres aparecen en especial entre los 20 y los 40 años, problema que afecta menos a los hombres

La insuficiencia venosa es un cuadro clínico ocasionado por la dificultad del retorno venoso de las extremidades inferiores. La OMS define el término varices o venas varicosas como dilataciones permanentes de las venas, que con frecuencia son tortuosas. El concepto queda aclarado si se considera que esta dilatación tortuosa se debe a una insuficiencia en las válvulas de las venas, con presencia de lesiones en la pared vascular y alteraciones en la circulación sanguínea.

Desde el punto de vista epidemiológico las cifras que se barajan son muy variables, oscilando entre un 10 a un 50% de la población adulta en los países desarrollados. En España, en la década de los 90, se estimaba que entre un 40-50% de la población adulta padecía un síndrome varicoso en diverso grado y, de estos, un tercio de los pacientes podrían sufrir una insuficiencia venosa clínicamente significativa. La presencia de varices en las mujeres, en especial entre 20 y 40 años, es de 2 a 5 veces superior a la del hombre. La historia familiar de varices parece un factor determinante en el 97% de los pacientes que las presentan. Asimismo, son factores de riesgo el estreñimiento crónico, los embarazos múltiples y las profesiones que requieren muchas horas de trabajo de pie y con poca movilidad.

Según la información que traslada el Consejo General de colegios de Farmacéuticos, las varices, una vez que han aparecido, son incurables, por lo que las medidas terapéuticas que se adopten no garantizan de forma absoluta la desaparición de las mismas. El tratamiento de las varices ya existentes está dirigido a favorecer de forma mecánica el flujo sanguíneo en sentido ascendente y a eliminar quirúrgicamente las venas varicosas superficiales que presentan insuficiencia valvular. En el tratamiento farmacológicose centra en aliviar la sintomatología y favorecer el retorno venoso pero no revierte las varices. Se trata de analgésicos, tónicos venosos, medicamentos que actúan disminuyendo la permeabilidad capilar. Por otro lado, estaría la cirugía un tratamiento definitivo que consiste en la extirpación de las venas varicosas. Este tratamiento aunque eficaz, no garantiza la ausencia indefinida de varices. Finalmente, el cuidado de la piel y la compresión que reactiva el flujo sanguineo suele ser los usos clásicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios