Cofradías

Actos aplazados de las hermandades por el coronavirus

  • Las cofradías van adaptando sus cultos a las nuevas medidas sanitarias

Nuestro Padre Jesús de la Vía-Crucis en el traslado a su altar de cutlos. Nuestro Padre Jesús de la Vía-Crucis en el traslado a su altar de cutlos.

Nuestro Padre Jesús de la Vía-Crucis en el traslado a su altar de cutlos. / Pascual (Jerez)

Las hermandades son también damnificadas por la grave pandemia del COVID-19. Muchas de ellas han tenido que aplazar, e incluso suspender, actos que tenían programados en los próximos días debido a la grave incidencia que está teniendo la crisis en la ciudad.

La Diócesis, a través de un decreto firmado por el administrador diocesano, el sacerdote Federico Mantaras, ha suspendido todos los cabildos ordinarios y extraordinarios así como los procesos electorales que pudieran estar ahora desarrollándose o a punto de comenzar el proceso.

El Vía Crucis de las hermandades ha tenido que ser aplazado para el próximo 15 de marzo en previsión de que baje la incidencia y se flexibilicen las medidas sanitarias. La presentación del cartel continúa siendo para el día 13 pero se podrá seguir en directo a través de internet.

La fraternidad de la Virgen de la Cabeza suspende el besamanto de la Virgen y la presentación de los niños. Además se aplaza la renovación de la hermana mayor honorífica de la romería.

La hermandad de las Cinco Llagas también tuvo que aplazar hasta nueva fecha sus cultos que debieron haberse celebrado esta semana pasada. Hoy hubiera sido la función principal de instituto en San Francisco.

Por otro lado, la hermandad de la Buena Muerte ofrece sus cultos semanales online a través de su página en Facebook.

La hermandad de la Piedad también ha tenido que suspender sus cultos semanales en la capilla del Calvario.

Por otro lado, el convento de la Hermandades de la Cruz, actual sede de la hermandad del Consuelo ha cerrado sus puertas ante los datos arrojados por la pandemia teniendo en cuenta que se trata de un asilo de ancianos. Así que queda suspendida la misa de los domingos para los cofrades del barrio del Pelirón.

La Capilla de San Juan de Letrán, sede de la hermandad del Nazareno, permanecerá cerrada en el horario de tarde. Se mantienen las misas y la apertura de capilla por la mañana de lunes a sábados y también se mantiene la eucaristía de los domingos a las 20,30 horas hasta la espera de la evolución de la situación sanitaria.

También la hermandad de la Coronación ha suspendido, al menos, la misa prevista para el próximo día 6 de febrero y a la espera de datos más esperanzadores de la incidencia en la ciudad.

Por último, reseñar que la capilla de las Angustias permanecerá abierta de lunes a viernes de 10 a 13,30 horas. Realizándose el rezo del Santo Rosario a las 12. Los sábados, a las 13 horas, tendrá lugar la misa de hermandad, siendo suspendida la eucaristía de las 20 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios