Semana Santa

Dos candidatos concurren a las elecciones en La Amargura

  • A última hora se presenta el veterano Manuel Cantalejo, que se disputará el cargo con Alejandro Aguilar

Cruz de guía de la Amargura encabezando la salida del Miércoles Santo. Cruz de guía de la Amargura encabezando la salida del Miércoles Santo.

Cruz de guía de la Amargura encabezando la salida del Miércoles Santo.

Cuando parecía que la solución del futuro de la Hermandad de la Amargura estaba medianamente despejado, con la propuesta encabezada por Alejandro Aguilar como candidato a hermano mayor, a última hora y al filo del cierre del plazo previsto, el veterano cofrade amargurista Manuel Cantalejo ha formalizado su opción para disputar el cargo.

Recordar que la hermandad estaba gobernada por el teniente de hermano mayor que sustituyó al hermano mayor elegido, Miguel González, tras dimitir este de su cargo después de un periodo de mandato inconcluso y muy convulso en la vida interna de una corporación penitencial que no recupera la paz y la serenidad desde hace mucho tiempo. Queda pendiente, tras la presentación de los candidatos, fijar la fecha de celebración de las votaciones, que está condicionada al procedimiento a seguir desde ahora a escala eclesial con la aprobación de los candidatos así como de los que concurren para conformar la junta de gobierno.

Evidentemente, todo quedará para después de la Semana Santa. "Me han animado una serie de hermanos y tras encomendarme a mis titulares, di el paso adelante", manifestó a este medio Manuel Cantalejo, cuya candidatura ha sido sorpresiva en la hermandad de la calle Medina, en cuyos adentros ya daban por cerrado el asunto con Alejandro Aguilar.

Así las cosas, una cofradía que es referencia en Jerez, se ve con dos candidatos cuando para las anteriores elecciones hubo que casi cazar a alguien para que se presentara, como viene sucediendo en no pocas cofradías, sobre todo de renombre. Cantalejo dice que recupera "a bastantes hermanos de juntas anteriores". Siendo consciente de la etapa interna que atraviesa la hermandad, Cantalejo adelanta que " mi idea primordial es que seamos una piña. Unidad ante todo. Mi formula es que se acerquen al hermano mayor, que hablen los hermanos, que expongan sus ideas, sus problemas e inquietudes".

"En la hermandad lo primero son los hermanos. Se crea con los hermanos y no con los pasos. Lo prioritario es lo humano y lo religioso. Los pasos están muy bien como están", afirma en relación a sus objetivos patrimoniales y al debate de los últimos años si paso nuevo o restauración.

Asegura que llega sin resentimientos después de la etapa en la que quiso ser hermano mayor y que fue teniente de hermano mayor de Manuel Garrido. "Lo pasé mal pero está todo olvidado. Ahora me pongo en las manos del Señor y que sea lo que él quiera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios