Domingo de Ramos

Un inicio de gran esplendor

  • Hubo gente y ambiente al máximo, tanto en las calles como en los palcos. La nueva Carrera Oficial no ha sido mala del todo

Comentarios 5

Domingo de Ramos esplendoroso. Ni más ni menos. Gente y ambiente al máximo en las calles y en los palcos. Cielo celeste con algo de viento en la hora del paso de las cofradías por la Carrera Oficial y una temperatura que fue, más que agradable, un pelín calurosa. Con decir que hubo hasta algún que otro faldón levantado se dice todo. Qué maravilla fue volver a recuperar los domingos de Ramos de antaño, aquellos de sol y calor. También fue la jornada en la que se 'estrenó' otra nueva Carrera Oficial que arrancó en la plaza Aladro, una apuesta que no ha sido mala del todo. Como dicen los entendidos, habrá que ir madurando esa nueva ubicación del palquillo tanto por el público como por las propias hermandades para que, más o menos, se lo crean.

Es decir, que adornen un poco más su entrada. Por el momento, bien por la elección del Consejo. Ya veremos los próximos días. También aprobado para el cumplimiento horario. No hubo retrasos, lo cual es noticia. Por cierto que a alguien del Ayuntamiento se le olvidó poner la mesa de firmas en el palquillo. Llegó 'in extremis' porque la buscó el consejo directivo de la Unión de Hermandades. Vaya tela. Y más lunares como la retirada de coches a última hora y lo del sábado que se lo cuenten a Pasión. Todo un episodio. Esperemos que el famoso Cecop se ponga las pilas también en esto.

En lo cofrade, tampoco se quedó atrás del aprobado ni mucho menos, aunque hubieron lagunas como los cortes y la larga distancia entre nazarenos de la Hermandad de la Estrella, algo inusual en lo que es habitual en ella. En la música, bien por Caridad y Amor tras Cristo Rey en lo que fue su estreno en este misterio. El trabajo serio y riguroso de la formación jerezano-portuense va dando sus frutos, consecuencia sin duda alguna de la entrega y mucha, muchísima afición y cariño que le ponen al oficio de la música cofrade. Anduvieron muy bien los pasos, siempre de frente con elegancia.

La música no alteró en absoluto las formas del misterio del Perdón que este 2014 escribía nuevos renglones en su historia al incorporar las cornetas y tambores tras el crucificado que tallara Pinto. Sonando clásico fue la formación sevillana del 'Cristo de la Sangre' cumpliendo con discreción. La cofradía de la Ermita de Guía no alteró para nada su estilo silente y de rigor del que viene haciendo gala desde hace cincuenta años.

Precioso fue el Transporte de cabo a rabo, de principio a fin del paso de la cofradía. Seria y recta en el andar de sus pasos, llamando la atención el misterio del Señor del Consuelo con esa magnífica banda del Rosario de Cádiz que puso el acento de calidad muy alto con toques trianeros que es de donde le llega esa inspiración que la ha convertido en una de las formaciones de referencia en su estilo. Buena impresión de la cofradía por Carrera Oficial y más observando al maestro general de los Mercedarios en la presidencia, el argentino padre Pablo Bernardo Ordoñe, que quiso participar en la salida procesional de la hermandad que desde ayer esta unida a la Orden, que en Jerez lleva casi ocho siglos., por Carta de Hermandad.

La Coronación fue la de siempre aunque nos dio la impresión de ir más corta de nazarenos. Los pasos recorrieron las calles de Jerez andando muy bien, con los cortejos ordenados y fue todo un acierto dejar más despejada la visión de la Virgen de la Paz en su Mayor Aflicción, a la que le retiraron de su vera la cera rizada. Dejó muy buena impresión la música de las cornetas y tambores de la Vera Cruz de los Palacios, además del repertorio elegante que sonó tras el palio.

Y para terminar hablar de las Angustias, de la que es una cofradía con mayúsculas. Ejemplo penitencial en las calles de nazarenos que saben a lo que van y de lo que tienen que hacer, que no es más que seguir las formas que han implantado y heredado de quienes les han precedido en las filas nazarenas. Enhorabuena de verdad un año más y van muchos así.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios