Cofradías

José Hachero: “Yo no le tengo odio a las hermandades”

  • El párroco de San Pedro afirma que “desde que llegué a esta parroquia siempre he contado con la hermandad de Loreto”

Nuestra Señora de Loreto saliendo de la parroquia de San Pedro. Nuestra Señora de Loreto saliendo de la parroquia de San Pedro.

Nuestra Señora de Loreto saliendo de la parroquia de San Pedro. / Miguel Ángel González (Jerez)

El párroco de San Pedro, José Hachero Álvarez, ha salido al paso, en declaraciones a este Diario, de las acusaciones que ha recibido de los responsables de la Hermandad de Loreto.

El presbítero ha querido manifestar que él “quiere a las hermandades. No soy anticofrade como se ha dicho en los medios de comunicación. Yo también he nacido aquí y conozco y siendo la fuerza de las hermandades. Así que quiero manifestar que se ha querido ofrecer una imagen mía sesgada y desenfocada”. En cuanto a la cofradía de Loreto y la crisis que se sufre en San Pedro, Hachero declara que “desde que llegué he contado con ellos siempre. Incluso a Eusebio Castañeda lo animé para que se presentara a hermano mayor de la cofradía. Por tanto las desavenencias no vienen como consecuencia de un problema personal porque no lo hay. Desde mi llegada a San Pedro he intentado servir a la hermandad como un grupo más de la parroquia”.

Hachero  mantiene que las declaraciones de Eusebio Castañeda responden a “una tergiversación de la verdad. Por eso me extraña mucho su comportamiento porque ciertamente nada de lo que ha trascendido por parte de la hermandad responde a la verdad”.

Caer y levantarse

El párroco, además, manifiesta que “lo verdaderamente importante en todo este problema es que debemos de sacar la fuerza suficiente para levantarnos si hemos caído en algún momento”. Y añade que “quisiera que se insistiera de que yo no odio a las hermandades. Todo lo contrario. Ahora bien, si la hermandad cree que debe de buscar un local para poder mantener su actividad pueden hacerlo porque ellos son independientes. No hay nada de malo en tener su propio local fuera de la parroquia. Pero quiero dejar claro que el párroco no quiere echar a nadie de la parroquia como se ha querido dar a entender”.

El sacerdote diocesano no ha querido entrar en hechos concretos en su relación con la hermandad de Loreto porque sería una forma de alargar aún más la presunta separación entre él y la cofradía del Viernes Santo. “No quiero ceñirme a determinados hechos porque todo se puede sacar del contexto”, aseguraba a este medio Hachero Álvarez.

Finalmente, Hachero se muestra tajante al afirmar que “yo no soy el que debo de tender ningún puente. El problema lo han creado ellos. Yo he sido el mismo desde mi llegada a San Pedro. Jamás he dificultado sus actividades. Y añade que “sí he de recalcar que lo más importante en este asunto es trasladarnos a un escenario donde poder superar los problemas y poder lanzar un mensaje evangelizador que es lo verdaderamente importante”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios