Deportes

Escudé recuerda que el Madrid de Capello ganó una Liga haciendo un fútbol "deslucido"

  • El francés, que jugó el domingo su partido número 100 con el Sevilla, destaca la "fortaleza" de la defensa sevillista como la clave del equipo y asegura tenerle "mucho respeto" al Stuttgart.

El defensa del Sevilla Julien Escudé jugó el domingo, ante el Almería, su partido número 100 con la camiseta del Sevilla en partidos oficiales, algo de lo que se felicita porque, además, coincidió con un triunfo de su equipo. "Mejor, imposible. Es un orgullo tener cien partidos jugados aquí con muchos títulos y dos años muy buenos, y espero que sigamos así",añadía.

Pero, por encima de esta estadística particular, el futbolista valora esa victoria (0-1) lograda en el estadio de los Juegos Mediterráneos, con el que el Sevilla, además, se 'sacó una espina clavada' desde la psada campaña. "Era un partido importante. Ellos nos ganaron el año pasado los dos partidos que jugamos, y recuerdo sobre todo el de aquí, que perdimos 1-4 y lo teníamos en la cabeza", recalcaba.

"Sabíamos que no sería un encuentro fácil, pero lo hemos manejado bien, sin coger mucho riesgo atrás y, con una o dos ocasiones durante 90 minutos, tuvimos una efectividad muy buena", añadió al respecto.

Además, el cuadro sevillano está consolidando una fortaleza defensiva que reseña el propio Escudé, que sabe que "era importante mantener la portería a cero". "Sabíamos que tendríamos una o dos ocasiones, pero si no se puede ganar es importante no perder y con todo el trabajo que hemos hecho durante la semana, era importante contrarrestar los ataques del Almería e intentar marcar un gol", resaltaba.

Lo cierto es que el Sevilla no está realizando un juego vistoso, aunque a Escudé ello no le inquieta ya que, recordó, que eso mismo no le importaba a Fabio Capello cuando ganó, con ese mismo fútbol aparentemente deslucido, una Liga con el Real Madrid. 

"Tenemos un juego bueno y marcamos goles, pese a que tenemos delanteros que, de momento, están lesionados. El año pasado se habló mucho de la defensa y de todos goles que habíamos encajado. Hemos intentado solucionar esto, llevamos siete partidos sin que nos marquen y sumando puntos y eso es muy positivo para nosotros, y para la confianza de la línea defensiva, sabiendo que los delanteros van a marcar goles, pero eso viene con los partidos", destacó el francés.

Por lo tanto, y con el equipo segundo en Liga, el defensa francés es ambicioso a la hora de hablar de los objetivos de la temporada y reconoce que "estar arriba es bueno" y que "lucharán por estar el mayor tiempo posible" entre los tres primeros.

De todos modos, el galo no olvida que "la temporada es larga". "Hay muchos partidos, tenemos la Copa del Rey, la UEFA... Estamos muy contentos ahora y vamos a luchar hasta el final por las tres competiciones en que estamos", insistió el sevillista, que valora por igual los tres torneos y elogió a sus compañeros de línea, así como el trabajo que aporta el entrenador, Manolo Jiménez en ese sentido. "Defendemos no sólo los cuatro de atrás, sino los once jugadores", precisó.

"Le tenemos mucho respeto al Stuttgart"

El francés comentó que el conjunto nervionense le tiene "mucho respeto" al Stuttgart, rival al que se medirá el jueves en Copa de la UEFA aunque, recordó que, para los nervionenses "sería importante empezar con tres puntos" esta fase de liguilla de la máxima competición continental.

"Le tenemos mucho respeto al Stuttgart, creo que juegan en una liga muy buena e importante y el del jueves será un partido complicado. Jugamos en casa y tenemos que hacer un buen juego y sumar los tres puntos. Es el primer partido de esta liguilla y lograr la victoria contra un rival de ese nivel sería importante", precisaba.

Por último, Escudé avaló las 'rotaciones' del técnico. "De momento salen bien, porque ganamos y no encajamos goles, pero sabiendo que, poco a poco, vendrán los problemas y tendremos que reaccionar", advirtió. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios