Sevilla FC

Sampaoli recupera la sonrisa

  • El técnico, con el futuro decidido, encuentra una mejor atmósfera para centrarse en los objetivos del Sevilla

Sampaoli, sonriente, en un entrenamiento. Sampaoli, sonriente, en un entrenamiento.

Sampaoli, sonriente, en un entrenamiento. / J. Venegas

El jueves de la semana pasada, durante la conferencia de prensa que Jorge Sampaoli llevó a cabo en la previa del encuentro del Sevilla ante el Granada en el Ramón Sánchez-Pizjuán el entrenador argentino mencionó hasta dos veces la reunión en torno a una mesa que mantuvo unos días antes con alta "dirigencia" -como él diría- con vistas a lo que resta de temporada y lo que se juega el Sevilla y (también porque era obligado hablar de ello) de su futuro.

El caso es que al entrenador de Casilda debió gustarle lo que oyó porque desde entonces parece por un lado haber hecho suyo el discurso del club y, por otro, se reconoce públicamente como el elegido ya para ser el nuevo seleccionador argentino cuando quede desvinculado del Sevilla.

Además, el triunfo sobre el Granada ha dejado un poso de tranquilidad y confianza en la consecución de los objetivos, el entorno parece que se olvida por un momento de su figura tras la polémica de las dos últimas semanas y el Villarreal tiene cada vez más difícil dar caza al Sevilla en la cuarta plaza tras la derrota inesperada que sufrió en Mendizorroza ante el Alavés en el partido que cerró la penúltima jornada.

Sampaoli parece que vuelve a sonreír, mientras ha pedido a la Asociación Argentina de Fútbol (AFA) que no retransmita en los medios del país sudamericano las negociaciones que mantiene o mantendrá con el Sevilla con la cláusula de rescisión de su contrato de fondo. En eso el pacto entre el Sevilla y el entrenador es mantener el silencio hasta que llegue el momento, aunque no está claro que en Argentina se siga hablando de lo mismo casi a diario.

Pero Sampaoli está más tranquilo y esa armonía debe plasmarse en el rendimiento del equipo, al igual que el protagonismo se reparta en la opinión pública. El técnico, que escuchó algunos pitos de la afición antes del partido ante el Granada, sabe que lo normal es que todo se diluya. Noticias como la confirmación oficial ayer de la llegada de Monchi a la Roma, el nombramiento de Óscar Arias como su sustituto y la confección del nuevo proyecto juegan a su favor, pues le permitirá trabajar con normalidad y algo más alejado del disparadero en el día a día.

El club, en ese cara a cara con José Castro y José María del Nido Carrasco de hace justo una semana, también se ha comprometido con Sampaoli a no dar pábulo a los movimientos de planificación una vez que se consume su marcha a Argentina a cumplir el sueño de dirigir a Messi. El Sevilla no va a interferir en el trabajo de un cuerpo técnico que tiene por delante la tarea de cerrar el objetivo marcado por el club. Quedan cinco jornadas para el final del campeonato y todos los esfuerzos se centran el conseguir el mayor número de victorias y esperar por si el Atlético de Madrid se deja algún punto por el camino.

Dicen los que están cerca que Sampaoli está más animado y ha recuperado el interés (si es que se había llegado a descentrar) en el campeonato que el Sevilla está disputando. Como dijo el jueves, se ha marcado el reto de superar la marca de puntos con que cerró Unai Emery la que es hasta el momento la mejor temporada de la historia del Sevilla, 76 puntos en la campaña 14-15.

Mientras, en Argentina siguen haciendo cuentas para hacer frente al pago que liberaría el contrato de Sampaoli en el Sevilla. Aunque el entrenador cuenta con que el club no será inflexible en este aspecto (llegó a decir la semana pasada que es una cláusula que puede sufrir "modificaciones"), no existe la misma idea entre los miembros ejecutivos del club.

Puede que tanto el técnico como los dirigentes de la AFA piensen que el Sevilla ha sentado un precedente con Monchi al liberarlo del pago de su cláusula, pero la verdad es que los casos no se pueden comparar. Por ello, el ente que preside Claudio Tapia trata de recaudar dinero para cuando llegue el momento de negociar. Según se publica en Argentina, la AFA plantea renegociar el contrato con Adidas y aceptar una oferta para jugar un torneo en China (con Messi, por supuesto) que le reportaría una importante cantidad, 3 millones de dólares. No obstante, no hay que olvidar que no sólo deberá pagarle al Sevilla, sino que debe indemnizar a Bauza, y a Martino, al margen de las exigencias económicas de un Sampaoli que nunca se queda corto pidiendo.

A todo eso habrá que esperar y probablemente acabe sucediendo, pero de momento a Sampaoli se le ve más centrado y animado tras su reunión con Castro y Del Nido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios