Coronavirus

Cien euros por ir sin mascarilla en Cataluña

Varias personas en una atracción de PortAventura World, en Tarragona, que abrió con un aforo del 30%. Varias personas en una atracción de PortAventura World, en Tarragona, que abrió con un aforo del 30%.

Varias personas en una atracción de PortAventura World, en Tarragona, que abrió con un aforo del 30%. / EFE

Cien euros de multa a quien no lleve la mascarilla puesta en Cataluña desde hoy. Incluso si se es un niño de seis años. A partir de esa edad, todas las personas que salgan a la calle en la comunidad y se encuentren en un espacio público -en exteriores o en el interior- sin la protección serán sancionadas con esa cantidad. Su uso es indispensable aunque se cumpla con la distancia de seguridad de 1,5 metros. La Generalitat reacciona así a la crisis sanitaria en Lleida, donde el rebrote de Covid-19 obligó al confinamiento delos 200.000 habitantes de la comarca del Segriá.

La nueva regulación sobre la obligatoriedad de las mascarillas fue aprobada a propuesta de la conselleria de Salud en una reunión del comité del Plan de Protección Civil de Cataluña (Procicat). Siguen vigentes las excepciones que eximen su uso cuando sea incompatible, como hacer deporte o bañarse. "Que todo el mundo salga de casa con mascarilla, no porque vayamos a la playa nos la dejemos en casa. Debemos intentar pensar siempre cómo protegernos. Que la premisa sea que no por ir a la playa nos dejamos la mascarilla en casa, al revés", dijo la titular de Salud, Alba Vergés, en una rueda de prensa al término de la reunión del Procicat. "Cuando la actividad sea incompatible con llevar mascarilla, te la puedes sacar", afirmó Vergés, que no dio más detalles sobre los casos en que no se puede llevar.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ya había anunciado con anterioridad la decisión del Procicat. Lo hizo durante su intervención en la sesión de control en el Parlamento, en la que fue cuestionado por su gestión en la situación de la comarca del Segrià. Según Torra, el Govern está "24 horas al día mirando lo que está pasando en los hospitales de Lleida, haciendo medidas de rastreo y de protección".

Entretanto, la epidemia avanza sin control en el Segrià, donde ya hay 69 personas hospitalizadas, 9 de ellas en la UCI, y donde necesitan médicos neumólogos, intensivistas e internistas, más rastreadores de contactos y más agentes que hagan un seguimiento comunitario de las medidas de aislamiento. Con 33 nuevos positivos notificados en las últimas 24 horas y más de 500 en una semana, el departamento de Salud ha decidido reforzar con 15 profesionales el servicio de vigilancia epidemiológica en la comarca, cuyos 210.000 habitantes están confinados perimetralmente desde el sábado.

La gerente de la Región Sanitaria de Lérida, Divina Farreny, admitió ayer que tienen dificultades para garantizar el aislamiento de personas que han dado positivo y son asintomáticas, así como los sospechosos, y pidió pedido la colaboración de los ayuntamientos para que ayuden a confinar a estas personas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios